Por Niklas Gustafson, experto en nutrición y CEO de Natural Athlete.

El verano, este más que ninguno, nos pilla a muchos cansados, con ganas de salir y hacer planes. Tal vez deseando disfrutar de las comidas propias de la temporada y probablemente, con menos ganas de cocinar que otros años después de los meses confinados. Por esto proponemos recetas de temporada.

Sea como sea, seguir alimentándonos bien es una obligación que tenemos con nosotros mismos, con nuestro cuerpo y con nuestro bienestar. Y si además cuidamos el planeta en el proceso mucho mejor: elige siempre que puedas frutas y verduras de temporada. ¿Te parece que eso te limita? Más bien al contrario, utilizar los productos que nos brinda la huerta puede ser una estupenda oportunidad para poner nuestra creatividad a trabajar y, al mismo tiempo, nuestro paladar a disfrutar. Aquí os proponemos ideas para innovar, probar y cambiar con algunos de ellos:

Calabacín, el príncipe de la huerta

Esta hortaliza rica en agua y fibra, ¡y también en sabor!, suele ser una estrella en los mercados todo el año, aunque los meses cálidos son su época natural. Además de en espaguetis, en crema o en carpaccio (sí, simplemente cortado en láminas muy finas y aliñado con un toque de queso parmesano ecológico y un chorrito de vinagre de módena), os proponemos esta receta que incorpora las proteínas de la carne, para un plato completo:

Calabacín relleno de carne picada

Ingredientes

  • 4 o 5 boletus, limpios y cortados en trozos pequeños
  • 1 pimiento rojo cortado en trozos pequeños
  • 250 gramos de carne picada
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 calabacines medianos
  • 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • Queso parmesano rallado o mozzarella o gouda fresco
Calabacín

Preparación

  • Precalienta el horno a 170ºC
  • Lava bien los calabacines y sécalos. Corta a lo largo, por la mitad y retira con una cucharilla la carne del centro. Rocía con aceite de oliva y sazona.
  • Reserva las barquetas en una bandeja de horno.
  • Saltea los boletus en una sartén con una cucharada de mantequilla.
  • Añade los dados de pimientos y saltea. Después agrega la carne picada y la cebolla, y cocina hasta que quede todo tierno y jugoso. Sazona
  • Rellena los calabacines con la mezcla intentando que no se salga del vegetal.
  • Cubre con el queso y un poco de pimienta e introdúcelo al horno unos 15-20 minutos.
  • Acompaña las raciones de una ensalada de berros, cebolla y aguacate con vinagreta de mostaza y miel.

Sandía, ¿solo de postre?

Pocos le ganan a la sandía en frescura y ligereza (más de un 90% de agua), además de gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra e hidratos de carbono y además es baja en calorías. Todo esto hace de ella una fruta muy completa e ideal para ayudar a distintas partes de nuestro cuerpo, además de una aliada para el sistema circulatorio y la hipertensión. También es una buena opción si hacemos deporte, ya que la L-citrulina que contiene hace que los músculos se relajen y vuelvan a obtener energía. Al ser una fruta muchos pueden pensar que solo podemos comerla sola, como postre o tentempié, pero tiene infinitas posibilidades como ingrediente de gazpachos, sorbetes o ensaladas. Como ejemplo, ésta de queso feta y brevas o higos (también de temporada):

Ensalada de sandía y brevas

Ingredientes:

  • 1 rodaja de sandía
  • 2 brevas o higos
  • 1 albaricoque
  • 3 orejones
  • 100 g de queso feta
  • 50 g de piñones al natural
  • 6 hojas de hierbabuena
  • Vinagre balsámico
Ensalada sandía

Preparación:

  • Tuesta los piñones en una sartén caliente sin aceite
  • Corta la sandía (trozos de un bocado) y retira las semillas. Haz lo mismo con el albaricoque y las brevas
  • Pica la hierbabuena en trocitos pequeños
  • Corta el queso feta y los orejones
  • Junta todos los ingredientes en un bol y aliña con vinagre balsámico (mejor en jarabe) y un hilo de aceite de oliva (el punto salado lo aporta el queso feta, así que no necesita añadir sal)

Toma tomate siempre que puedas

Cargado de vitamina C, pero también rico en vitamina A (que protege la vista) y vitamina K (a nuestras venas y nuestro corazón), el tomate tiene propiedades antioxidantes, evita el estreñimiento por su alto contenido en fibra y es uno de los más versátiles de la cocina mediterránea, de los gazpachos a los sofritos (una buena parte de los guisos tradicionales lo llevan). Gustan mucho también en crudo, combinados con pescados fríos, con quesos…¡o con granola! Como en esta rica y fresca ensalada:

Ensalada crujiente de tomate, aguacate y granola:

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 3 tomates medianos
  • 1 rábano
  • 1 burrata entera
  • 1 puñado de granola de arándanos, amaranto y cardamomo
  • Aceite, vinagre y sal al gusto
Ensalada tomate crujiente

Preparación

  • Corta los tomates en rodajas finas y colócalas a modo de base en el plato
  • Pela y corta el aguacate en rodajas o taquitos (un truco para que no se oscurezca es dejar el hueso en el mismo plato, puede servirse de decoración si lo dejas en el centro)
  • Ralla el rábano por encima
  • Coloca la burrata sobre la verdura y hazle unos cortecitos en el centro
  • Añade la granola en la cantidad que más te guste (puedes probar con distintos sabores o texturas para sabores diferentes)
  • Por último aliña con aceite, vinagre y sal

L’entrada Siéntete fresco y sano con recetas de temporada ha aparegut primer a BeHealthy.