Cuando hablo con las personas acerca de mi último viaje y explico que he estado en Bucarest y he viajado por Rumania, la mayoría en vez de preguntarme qué he visto y qué he hecho, quiere saber ¿por qué Rumania?

Me encanta que me lo pregunten, así puedo explicar que se trata de un destino ideal para quién desea visitar un país con unos paisajes naturales únicos.

¿Has pensado alguna vez en viajar a este país europeo?

Si te gustan las actividades al aire libre y en algún momento te planteas este destino, aquí te cuento más sobre mi experiencia y te propongo algunas ideas sobre qué ver en Bucarest y a las afueras.

¿Por qué viajar a Rumanía?

Rumanía estaba en mi lista de deseos hace muchos años y por fin he logrado organizarme para descubrir un poco de su cultura, tradiciones y paisajes.

Después de haber pasado en Bucarest casi dos meses y haber realizado algunas escapadas a las afueras de la capital, puedo decir que hay muchas razones por la que deberías hacer turismo en Rumania:

  • Por sus paisajes naturales impresionantes e incontaminados.
  • Para descubrir su flora y fauna. ¡Rumania posee la mayor población de osos, lobos y linces en Europa!
  • Para tener la posibilidad de vivir la cultura más auténtica en la zonas rurales del país y descubrir el espíritu acogedor de los rumanos.
  • Para disfrutar de la cocina tradicional y sus productos típicos.

Qué ver en Bucarest si eres un amante de la naturaleza

Una de las sorpresas más agradables de mi estancia en Bucarest ha sido descubrir que esta ciudad ofrece muchos espacios verdes, ideales para quien hace turismo y desea alternar una visita a un museo a la tranquilidad de un parque.

Los parques, sin lugar a dudas, son entre las cosas que ver en Bucarest:

Parque del Titan

Este espacio verde no es de los más populares y no se encuentra en los barrios del centro de la ciudad, pero he paseado muy a menudo por aquí porque durante mi estancia en Bucarest me alojé en un apartamento muy cercano.

Tener un parque al lado de casa es un lujo cuando estás en una gran ciudad y el Titan es muy agradable, ideal para un paseo o para practicar deporte al aire libre. Es muy bien cuidado y como la mayoría de los parques de la ciudad tiene su lago, unos chiringuitos y mucho, mucho verde.

(image)

Parque Herăstrău

Es la zona verde más grande de la ciudad. Por extensión se acerca a los jardines del Buen Retiro de Madrid. A lo largo de todo el parque hay carriles para ir en bici, varios jardines (como el jardín Japonés), fuentes y un lago donde es posible alquilar botes de remos o hacer un paseo en barco turístico.

Durante la Semana Santa ortodoxa en la entrada del parque por el lado del metro Aviatorilor se monta un mercado de productos artesanales que vale la pena visitar.

En este parque, a la orilla del lago Herăstrău es posible visitar el Muzeul Satului, Museo Nacional de la aldea «Dimitrie Gusti». Se trata de un museo etnográfico al aire libre donde es posible conocer los diferentes tipos de arquitectura, monumentos y objetos de la vida del pasado de las diferentes regiones del país. Actualmente el museo se compone de más de 300 edificios entre casas, molinos, granjas. Se puede acceder en determinados horarios y hay que pagar una entrada.

(image)
(image)
(image)

Parque Cismigiu

Se considera el parque más antiguo de Bucarest, su construcción empezó hacia 1830. Es menor comparado con otros parques, pero es precioso y vale la pena para un paseo. Si eres un amante del café de especialidad, te hará ilusión saber que Bucarest tiene cafeterías en cada esquina y justo al lado del parque se encuentra Beans and Dots (aquí te dejo la dirección), una cafetería especializada donde, si quieres, podrás pedir un buen café para llevar y tomarlo en el parque rodeado por la naturaleza.

(image)

Parque Tineretului y Parcul Natural Văcărești

Parcul Tineretului es otra extensa área verde de la ciudad, pero situada en la zona sur muy cerca del parque natural Văcărești.

Como te decía, he pasado casi dos meses en Bucarest, sin embargo no he logrado visitar este parque. No porque no me llamara la atención, sino que hay muchos sitios para conocer y para poder hacer unas escapadas a las afueras los fines de semana he tenido que dejar de visitar algunas zonas de la ciudad para poder dedicar tiempo al trabajo entre semana.

Por lo que si has visitado estos dos parques en Bucarest y quieres compartir tu experiencia te espero en los comentarios.

Si buscas más informaciones estos enlaces pueden ser útiles:

https://www.viajarabucarest.com/parcul-tineretului/

https://parcnaturalvacaresti.ro/

Gradina Botanica

Al Jardín botánico de Bucarest he dedicado algo más de tiempo. Eso sí, he esperado hasta principios de mayo para la visita esperando que el tiempo mejorar y así aprovechar el momento de la floración de muchas especies.

El jardín botánico de la Universidad de Bucarest es muy bonito y a pesar de no ser tan grande como otros jardines botánicos que he visitado, es muy rico de especies de varias regiones del mundo, muy bien cuidado y también su museo me ha gustado mucho.

Si te gustan las plantas, sin duda te recomiendo dedicar una mañana a este parque. Revisa los horarios en la web antes de programar tu visita porque tanto el museo como los invernaderos cierran al mediodía y solo abren determinados días de la semana.

(image)
(image)
(image)
(image)
(image)
(image)
(image)
(image)
(image)
(image)

Qué ver a las afueras de Bucarest: 2 escapadas de fin de semana

1. Montañas de Piatra Craiului

Para los amantes del trekking y de las actividades de montaña la región de la Transilvania en Rumania es un destino a tener en muy en cuenta. A poco menos de 3 horas en coche de Bucarest se encuentran lugares como Piatra Craiului, que en español significa “piedra del príncipe”. Es parte del Parque Nacional Piatra Craiului en la zona sur de los Cárpatos.

Para nuestra excursión hemos salido de Bucarest un viernes y alojado en el pueblo de Zărnești (aquí en el mapa) por la noche para poder hacer el trekking el sábado por la mañana. Las condiciones climáticas eran buenas, pero en algunas partes de la ruta todavía había nieve y la excursión ha sido bastante larga (unas 8 horas en total), pero muy divertida y nos ha regalado unos preciosos paisajes.

(image)
(image)
(image)
(image)

Además del senderismo, durante esta escapada hemos aprovechado para visitar el pueblo de Bran, donde se encuentra el famoso castillo de Bran, conocido también como Castillo de Drácula porque se cuenta que aquí vivió el personaje histórico de Vlad Tepes en el autor Bram Stoker se inspiró para la creación del personaje de su novela. Sin embargo, los hechos históricos no lo confirman.

Muy cerca también se puede visitar el Castillo Peleș situado en Sinaia.

(image)

2. Distrito Vâlcea: Minas de Ocnele Mari y Cataratas de Lotrișor

En otra ocasión he podido explorar otra zona muy bonita que es el Distrito de Vâlcea (aquí en el mapa). Esta vez, no han habido trekkings muy largos porque hemos optado por visitar varios puntos de interés cultural y ambiental. Entre las varias etapas, hemos visitado:

  • Las minas de sal Ocnele Mari. Es una experiencia muy sugestiva y si quieres hacer algo diferente te lo recomiendo. Se trata de unas minas de extracción de sal en las que una parte de las galerías se han transformado en espacio abierto al público, donde hay varias actividades para pasar el tiempo en compañía de amigos y familia e incluso un restaurante.

(image)

  • Las Cataratas de Lotrișor (aquí en el mapa). Tan solo el paseo para llegar hasta la cascada vale la pena. Es un bosque muy verde donde podrás ver sapos y salamandras.
  • Băile Olănești. Se trata de un pueblo en el que se encuentran unas instalaciones termales con aguas sulfúreas ideales para el tratamiento de varias afecciones. Aquí también es posible disfrutar de una impresionante naturaleza, bosques y senderos para los apasionados del trekkingç

(image)

Tips para tu viaje a Rumania

Durante mi estancia en Bucarest junto con mi pareja tuve la suerte de compartir muchas aventuras con una pareja de amigos muy queridos que viven ahí y han sido unos magníficos anfitriones.

También gracias a sus indicaciones he logrado aprovechar al máximo cada instante. No obstante, al término de la experiencia la sensación es que el tiempo no ha sido suficiente.

Hay muchísimos lugares para explorar en este país y te recomiendo planificar cada detalle de tu viaje para aprovecharlo al máximo.

  1. Cuando decidas organizar tu viaje a Rumania recuerda que si tu objetivo es hacer actividades en contacto con la naturaleza el mejor período para viajar por el país es a partir de finales de mayo o durante el verano.

    (image)
    En esas fechas el acceso a las carreteras de montaña, cerradas en invierno por las nevadas, estará abierto y podrás visitar regiones espectaculares como la Transfagarasan que atraviesa los Montes Cárpatos.
  2. Si no tienes mucho tiempo a disposición, para desplazarte dentro del país lo ideal es alquilar un coche. El transporte público por lo general demora más y si alquilas un coche ahorrarás tiempo en no tener que reservar autobús o trenes y buscar coincidencias.
  3. Para el alojamiento, si pasas unos días en zonas rurales o de montaña, te sugiero reservar al menos algunas noches en un Cazare. Esta opción de alojamiento es muy común en las zonas rurales y de montaña y son llevadas por familias. Por lo general te ofrecen habitación con baño privado a precios muy convenientes y te ponen a disposición una zona común con cocina. Al tratarse de casas, la mayoría tiene jardín y barbacoa. Por lo que si viajas en grupo puede ser ideal para reunirse y cenar juntos después de una salida a la montaña.
  4. Aprender algunas palabras básicas de rumano no está de más. Aunque en la ciudad podrás comunicarte en inglés o en español en la mayoría de los casos, si organizas una escapada en zonas más rurales conocer algo de rumano será muy útil y una oportunidad para interactuar con los locales que suelen ser muy acogedores y simpáticos.

Espero que mi selección de lo que se puede ver en Bucarest y a las afueras en términos de naturaleza pueda inspirarte y ser útil. Obviamente el país es muy grande y es impensable poder ver todo en pocos fines de semana. Sin duda, me quedé con muchas ganas de conocer otras áreas naturales como el Delta del Danubio y la parte norte de los Cárpatos. Pero será para el próximo viaje (image)

Un agradecimiento especial para las fotos y las aventuras a: Alina Jacob y Davi Carneiro, Luciano Santana.

La entrada ¿Qué ver en Bucarest y a las afueras? Tips para amantes de la naturaleza se publicó primero en Notas Naturales.