¿Hay alguien que pueda resistirse fácilmente al encanto de una flor? Complicado encontrarlo si es que existe, y es que estas plantas aportan alegría, colorido, sirven para dar un toque único en una casa o pueden convertirse en un regalo inolvidable por muchos motivos. Así, vamos a ver algunos de los beneficios que tienen las flores y los motivos por los que deberías aprovecharlos.

Salud en casa, mejor con plantas

Sí, tener una flor en cualquier estancia puede aportarte una serie de beneficios que debería tener en cuenta. Hablamos de beneficios para tu salud física y mental, aspectos que seguro que no te importa mejorar en tu día a día.

Por ejemplo, ¿sabías que la respiración natural de las flores es suficiente para purificar el aire de una estancia?

En los actuales hogares, la acumulación de partículas en suspensión es algo que no hay que tomarse a broma, ya que muchas casas cuentan con ventanas que aíslan completamente del exterior, pero que tampoco dejan que el aire se renueve.

En tu despacho, en tu habitación o en el salón, las flores son más que suficientes para ir renovando poco a poco ese aire que acumula impurezas.

Pero hay otro aspecto importante de las flores que deberías considerar. Nos referimos a los principios de aromaterapia y colorterapia que han demostrado ser increíblemente eficaces para dar un toque extra de salubridad a cualquier ambiente.

Cualquier variedad de estas plantas cuenta con aromas especiales que pueden hacer que te relajes, que despiertes tus sensaciones o que encuentres un momento de tranquilidad que seguro que necesitas.

Lo mismo sucede con sus colores. Los tonos son capaces de activar la imaginación o sosegar el ánimo, por lo que llenar las habitaciones con plantas floridas es una oportunidad para mejorar bastante tu estado de ánimo y tu salud a todos los niveles.

Decorar para llenar de vida

No podemos tampoco evitar hacer referencia al uso más clásico de estos seres vivos llenos de color: la decoración.

Si te fijas bien, los lugares más sofisticados del mundo no dejan nunca de lado alguna que otra flor para crear espacios llenos de distinción y que sean capaces de despertar los sentidos.

Entonces, ¿por qué no aprovecharte de ello y hacerlo en casa? Pocos motivos encontrarás en contra de esta tendencia. Puedes hacerlo en tu día a día o reservar este toque tan especial para días de fiesta en los que vayas a recibir invitados, y es que es complicado que estos olviden que has incluido alguna flor solo para recibirlos como se merecen.

El regalo perfecto

Para terminar, no olvides que una flor dice mucho de ti si la regalas en el momento más oportuno. Enviar flores y rosas en San Valentín a tu pareja es algo que seguro nunca olvidará.

Desde siempre, las rosas, los tulipanes o cualquier otra variedad ha sido algo ideal para demostrar amor, amistad o, simplemente, para realizar un obsequio distinto y especial que no suele olvidarse con facilidad.

No podemos olvidarnos tampoco de esos días en los que la flor es algo insustituible. Fiestas como San Valentín, el Día de la Madre o Sant Jordi son momentos únicos de todo el año en los que debes contar siempre con la flor adecuada para no fallar en tus presentes. Y si justo ese día no puedes estar presente (o deseas sorprender) puedes regalar flores a través de srvicios como thecolvinco.com

No lo olvides, una flor es un regalo lleno de carácter y personalidad, un regalo que te permitirá estar en la mente de cualquier persona durante mucho tiempo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La entrada Los beneficios de las plantas y el placer de regalar flores se publicó primero en El Blog Alternativo.