Vacaciones sustentables: 6 ideas para ser un turista responsable

¿Sos team verano? ¿No cambiás tus vacaciones al sol y con calorcito por nada del mundo? No es en vano que esta estación siga siendo la más fuerte para el turismo y, por ende, la que la mayoría elige para su merecido descanso. 

Considerando que la sustentabilidad y el cuidado de nuestro ambiente no se toman vacaciones, te contamos algunas ideas para hacer turismo responsable en este verano 2022/2023

Primero, bajemos a tierra el concepto de turismo responsable. Podemos pensarlo como una forma de conectar con el destino al que viajemos, considerando su particularidad y su belleza, su cultura y su naturaleza, como algo que también tenemos que cuidar mientras estemos allí. 

Por eso, dentro de las posibilidades que tengamos, podemos tomar decisiones que impacten de la menor medida posible en el lugar que vamos a visitar.

1. Equipaje: menos es mejor 

El armado de la valija/maleta siempre trae complicaciones. Pero si hablamos de hacerla lo más sustentable posible, entonces que tenga lo necesario sin excedernos en peso es clave porque cuanto menos peso transportamos, menos combustible consume el transporte en que nos movamos (avión, micro/bus, coche) .

Por supuesto, si el mismo trayecto puedes hacerlo en tren tanto mejor. La aviación civil es responsable de cerca del 3,5% del cambio climático, según datos del IPCC, por eso si hay formas de evitar este medio, estás reduciendo en mucho tu huella al viajar.

Si sos de los que quiere proteger el equipaje de cualquier golpe o posible robo te recomendamos conseguir fundas de tela reutilizables para no tener que recurrir a los plásticos que se colocan en los aeropuertos. 

2. Alojamiento

La oferta de hoteles y hospedajes que incorporan políticas de sustentabilidad son cada vez más. Una vez más, si está entre tus posibilidades, elegí al que haga las cosas bien.

De todas formas, si desde el hotel mismo no tienen buenas prácticas, podés reducir tu huella pidiendo que no se laven las toallas ni cambien las sábanas a diario, que es una de las prácticas que más gasto de agua genera. 

Si el desayuno o alguna comida están incluídas en la tarifa, serví la cantidad de alimentos que vas a consumir y evitá desperdiciar

3. Evitar plásticos de un solo uso 

Armá tu kit con un para bolsas de telas, sorbete de metal y botella y cubiertos reutilizables (estos últimos pueden ser de bambú). 

Una vez en viaje, antes de salir cada día y dependiendo de las actividades que hagas, guardalas en tu mochila y salí preparado para cualquier compra que tengas que hacer en el camino.

4. Qué hacer con los residuos 

Un buen primer paso es averiguar si la ciudad tiene un plan de separación en origen y reciclaje. O bien prestar atención, cuando ya estés allá, preguntar o prestar atención a si ves tachos diferenciados. Esto te va a ayudar mucho a gestionar tu basura y dejar una huella ínfima.

Si no lo hubiera, se hace más importante aún evitar los plásticos de un solo uso tanto como puedas. Volvé a mirar el punto anterior 😉 

Otra buena idea para reducir plásticos es tomarte un minuto de más para ver si ese alimento envuelto en plástico no se puede conseguir en el mismo mercado suelto o con otro tipo de envoltorio biodegradable. 

5. Elegí comprar local 

Esto vale tanto para operadores turísticos como para artesanos, restaurantes y comercios en general. Que tu dinero quede en las personas que realmente viven allí es una forma de apostar por una industria turística más ética

Recordá que hay muchas comunidades locales que dependen del turismo como su principal fuente de ingresos y tu compra es una forma de apoyarlos.

6. Respetá la flora y fauna del lugar

Dejamos este consejo para lo último pero no por eso es menos importante. Así sea que visites el mar, un río, la montaña, un bosque, un desierto llevate cualquier residuo que generes con vos

Además, no le des de comer a los animales silvestres e intentá disfrutar sin alterar el ritmo natural de ese lugar. 

No te lleves piedras, caracoles ni nada como souvenir. 

Viajar y conocer lugares nuevos es de los mayores tesoros que podemos tener. Cuidar y preservar esos espacios donde encontramos paz y belleza es el mejor aporte que podemos hacer.