Una de cal y otra de arena sobre los vuelos privados en Europa

Arrancamos con la buena noticia porque, además, vuelve a confirmar que el activismo funciona 🙌

Uno de los aeropuertos más concurridos de Europa, el Schiphol en Ámsterdam, anunció la semana pasada que prohibirá los vuelos privados. Esta medida llega luego de meses de protestas de Greenpeace Holanda y Extinction Rebellion”. 

Es una señal positiva que el segundo aeropuerto más grande del continente reconozca el reclamo del activismo. Al mismo tiempo, valida el hecho de que al recibir los vuelos privados está colaborando con una actividad que tiene un enorme impacto ambiental.

Sin embargo, sabemos que para que los jets privados dejen de ser un problema deben tomarse medidas drásticas mucho más abarcativas. 

La contaminación de vuelos privados no para de crecer 

El número de vuelos privados en Europa aumentó 64% el año pasado, y las emisiones de dióxido de carbono se duplicaron, según describe un nuevo informe encargado por Greenpeace de Europa Central y del Este. Greenpeace pide a la Unión Europea y a los gobiernos nacionales que prohíban los vuelos privados para enfrentar la crisis climática de una manera más equitativa.

Activistas en una de las protestas en Scniphol, meses atrás.

El promedio de emisiones de carbono de cada jet privado en Europa en 2022 fue de 5.9 toneladas de CO2, lo que equivale a conducir un coche por 23.000 kilómetros o viajar de París a Roma 16 veces. La investigación también reveló que 55% de los vuelos privados realizados en 2022 fueron para distancias de menos de 750 kilómetros.

Thomas Gelin, miembro de la campaña de transporte de Greenpeace EU declaró: “Las personas vulnerables están en la primera fila de la destrucción climática, empujados a la pobreza por los picos en los precios del combustible, pero son quienes menos hicieron para causar esta crisis. Es injusto que las personas ricas puedan arruinar el clima así. Contaminar por derrochar en lujos así es lo primero que debe eliminarse.”

El estudio, realizado por la consultora ambiental holandesa CE Delft, encontró que el tráfico de jets privados en Europa subió en los últimos 3 años. El número fue de 118.756 vuelos privados en 2020, a 350.078 en 2021 y 572.806 en 2022, emitiendo más de 5.3 millones de toneladas de CO2 en total.

Los países europeos con más vuelos privados en 2022 fueron Francia, Reino Unido y Alemania. Los destinos más populares de estos viajes fueron Niza (Costa Azul), París y Ginebra  

Protesta pacífica para pedir que Schiphol no permita vuelos de jets privados.

La ruta más concurrida fue París-Londres, con un promedio de 9 vuelos privados entre ambas ciudades por día. Esta ruta tiene una conexión de tren directa que dura 2 horas y 14 minutos y tiene una frecuencia de 14 trenes al día. 

El gobierno francés está presionando a la Unión Europea para que endurezca las normas para vuelos privados, vuelos de corta distancia y baratos también. En diciembre pasado durante una reunión de la UE de ministros. Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Portugal expresaron su apoyo al pedido de Francia.

Por todo esto, Greenpeace pide a la UE que prohíba los jets privados así como los vuelos de distancias cortas en los que ya existe una conexión de tren razonable.

Greenpeace Argentina