¡Triunfo histórico y colectivo! Se hizo justicia y salvamos al Mar Argentino de las garras petroleras

Marcha ciudadana en Mar del Plata #Atlanticazo. Foto: Diego Izquierdo / Greenpeace

Habíamos empezado el año con la peor noticia: el Estado había loteado al Mar Argentino a favor de los intereses de la industria petrolera. Esto sucedió cuando aprobó el proyecto de la empresa noruega Equinor para hacer exploración sísmica frente a las costas bonaerenses.

Por eso, a principios de enero junto a organizaciones aliadas (Surfrider Argentina, Fundación Patagonia Natural, Kula Earth, Asociación de Surf Argentina, Organización Mar, Asociación de Surf Necochea Quequén, la Asociación de General Alvarado de Surf en Miramar, Ecos de Mar, Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas), presentamos una demanda colectiva ambiental (solicitando una medida cautelar ante la justicia) para exigir que  se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la aprobación de exploración sísmica en el Mar Argentino.  El avance de ese proyecto sería una condena no solo para las especies marinas sino  también  para las comunidades costeras y las playas. No lo íbamos a dejar pasar.

Hacer mucho ruido valió la pena

Masiva manifestación de personas en Mar del Plata. Foto: Imágenes Aéreas MDP

Muchísimas personas y organizaciones dijeron BASTA en pleno verano tomando las calles y surgió lo que hoy llamamos el #Atlanticazo: se multiplicaron las manifestaciones y protestas públicas en muchísimas ciudades de todo el país en contra de este proyecto e incluso desde otros países.  Los defensores de la industria petrolera nos atacaron con sus declaraciones  y queriendo convencer a la gente de que esto traería (falsa) prosperidad. Pero nuestra convicción no nos hizo flaquear.

Toda esta enorme presión social, entre otros factores, logró que hoy el juzgado federal N°2 de Mar del Plata finalmente diera lugar a la medida cautelar y dictara  a través de un fallo la SUSPENSIÓN INMEDIATA  (y sin límite temporal) de las actividades petroleras. Es decir que Equinor no va a poder avanzar con sus proyectos, hasta tanto no haya una revisión exhaustiva de todos varios puntos que hemos venido advirtiendo.

Esta sentencia refuerza lo que las organizaciones  y la ciudadanía vienen señalando: que las decisiones sobre el medio ambiente y nuestro mar, no pueden ser tomadas entre cuatro paredes sin la participación ciudadana, sin incluir los impactos acumulativos de actividades destructivas y sólo con foco en el privilegio de grandes corporaciones.  

Leé más sobre nuestras 10 razones para frenar las exploraciones petrolíferas en el Mar Argentino

¿Qué dice el fallo de la Justicia?

Diciembre 2021- Activistas y organizaciones se manifiestan en Mar del Plata contra los planes de operaciones petroleras en la costa. Foto: Gabriel Bulacio / Greenpeace

El fallo, que contempló y unificó 4 causas que habían sido presentadas por otros sectores de la sociedad civil,  consideró tres cuestiones relevantes para dictar la cautelar:

-la gran envergadura del proyecto de exploración que fue autorizado sobre el Mar Argentino

-el potencial impacto relevante sobre el medio ambiente y sobre la actividad pesquera y turística de la ciudad de Mar del Plata

-el intenso interés público comprometido (debido a la repercusión que tuvo la noticia de la aprobación del proyecto en la sociedad y en los medios de comunicación).

En el texto del fallo el juez da cuenta de un “cumplimiento defectuoso de los estándares sobre información y participación” para autorizar el proyecto, objeta la falta de una instancia de consulta al municipio de General Pueyrredón y señala “falencias” en el estudio de impacto ambiental. 

¿Cuáles son los argumentos que da el fallo para poner un freno a la actividad petrolera en el Mar Argentino?

Activistas documentaron operaciones petroleras en alta mar en el océanos ártico Foto: Mitja Kobal / Greenpeace

1-  Porque el desarrollo humano implica poder tener una vida digna

El fallo habla del derecho de todas y todos los habitantes a un ambiente sano y equilibrado, que debe ser “apto para el desarrollo humano (preservar las condiciones de vida ‘digna’) y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”. 

En el análisis y resolución de la medida cautelar se consideró que “Toda acción de desarrollo impulsada por el hombre, tendrá como límite la no afectación del ambiente, dentro de ciertos parámetros previamente establecidos”, de acuerdo con lo que establece la Constitución Nacional.

2. Porque las personas tenemos derecho a saber, acceder, participar, ser consultadas y escuchadas cuando se toman decisiones que nos van a afectar

La participación ciudadana en audiencia pública expresó el fuerte rechazo a la actividad petrolera en el Mar Argentino pero no era vinculante

De acuerdo con el fallo, con la democracia participativa ya no hay exclusividad del gobierno en la toma de decisiones, especialmente en materia ambiental.  El  derecho de acceso a la información pública ambiental, el derecho a la participación ciudadana y el cumplimiento del Acuerdo de Escazú deben ser respetados por las autoridades estatales en la gestión de los temas ambientales. Por eso el fallo reconoce que cuando se dio el visto bueno a Equinor hubo:

–   Un cumplimiento defectuoso de los estándares sobre información y participación que se desprenden de la legislación vigente y del Acuerdo de Escazú (Ley 27.566).

–   Faltó una instancia de consulta al Municipio de General Pueyrredón en el proceso de toma de decisión.

Desde Greenpeace junto con la ciudadanía y varias organizaciones estuvimos denunciando que el proceso no fue transparente y la ciudadanía no tuvo acceso a la información.  Las comunidades locales que se verían afectadas no fueron consultadas, en particular, la comunidad Marplatense y de las ciudades costeras. 

Es por eso que este punto sienta un precedente muy importante sobre la relevancia de la consulta pública y la participación ciudadana a la hora del desarrollo de actividades económicas que pueden tener impactos en la sociedad y en los ecosistemas.

3-Porque la voz de Mar del Plata y de las ciudades costeras es fundamental

#Atlanticazo en Mar del Plata Foto: Diego Izquierdo / Greenpeace

El fallo destaca que  el área de influencia del proyecto petrolero afecta la flota fresquera de altura y congeladora, con buques arrastreros y palangreros, donde Mar del Plata es el principal puerto de desembarco. Y que los eventuales impactos ambientales derivados de la exploración y posible explotación hidrocarburífera en la zona justifica el interés reforzado del Municipio de General Pueyrredón que está atento a las consecuencias que podrían derivar hacia la industria de la pesca y del turismo de Mar del Plata”.  También reconoce que “este interés también se reflejó en la audiencia pública, donde la mayoría de los participantes fueron vecinos de esta ciudad”.

4-Porque el Estudio de Impacto Ambiental era insuficiente

Otro punto que se destaca en el fallo es que el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa Equinor no contempla los impactos acumulativos (ya sea simultáneos o escalonados) de las exploraciones a realizarse sobre el Mar Argentino, dado que este no es el único proyecto que se planea realizar en la zona, sino que hay otras 14 solicitudes en curso para realizar esta actividad en el Mar Argentino. “Si bien un impacto puede ser relativamente pequeño cuando se considera el proyecto o actividad por sí solo, éste puede ser magnificado con los impactos de otros proyectos y actividades”, sostiene la justicia.

Este también es un punto que fue mencionado repetidamente en la audiencia pública pero que el Ministerio de Ambiente no se ocupó de incorporar para tomar su decisión. 

5-  Porque es mejor prevenir que curar

Modelo de posibilidad de derrame de petróleo en la costa argentina

De acuerdo con el fallo Equinor dio explicaciones insuficientes de cara al principio de prevención que debe regir toda la planificación de exploración sísmica (“no ofrecería certezas de que no se producirán superposiciones temporales o territoriales en las tareas de prospección”). También menciona al principio precautorio como argumento frente a la eventualidad de un perjuicio irreparable derivado de la ejecución de las tareas de exploración.

Desde Greenpeace alertamos sobre el peligro de derrames de petróleo vinculados a la actividad petrolera en alta mar. De acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional del Centro si la explotación petrolífera en el Mar Argentino avanzara sería inevitable que se produzcan derrames de petróleo contemplando incluso derrames de grandes cantidades, mayores a 1.000 barriles.

5-  Por la importancia de la zona a explorar

Ballena Franca Austral.

Finalmente la resolución destaca que las zonas a explorar integran un ecosistema marino oceánico de alta productividad y diversidad biológica (Ecorregión del Mar Argentino). Señala que el impacto sobre los invertebrados marinos, los peces, los mamíferos marinos, las tortugas marinas y aves marinas, como consecuencia de la exposición al sonido irradiado por una campaña sísmica puede resultar significativo.

Este es un primer triunfo de la comunidad y las personas, que lograron que sus voces sean escuchadas. Este paso fue antecedido por una masiva participación en la audiencia pública respecto de la autorización de la exploración sísmica y expresiones como el #Atlanticazo, donde miles de personas se movilizaron para pedir un Mar Argentino libre de petróleo. 

Valoramos y celebramos que la Justicia haya escuchado el reclamo de las personas, comunidades movilizadas y diversas organizaciones que trabajan por el freno a la expansión de la actividad de petróleo offshore, sumamente dañina para los ecosistemas y la crisis climática.