Sobre el fuego fuera de control en la Patagonia : “Sin ley de delitos forestales, los incendios se agravarán año a año”

Incendios fuera de control en la Patagonia. Greenpeace reclamó recursos económicos y humanos para el efectivo combate al fuego, la restauración de los bosques nativos destruidos y que se cataloguen como delito penal a los incendios forestales como así también los desmontes. Foto – © nahuelhuapi.gov.ar

Greenpeace reclamó recursos económicos y humanos para el efectivo combate al fuego, la restauración de los bosques nativos destruidos y que se cataloguen como delito penal a los incendios forestales como así también los desmontes

Los incendios tienen lugar recurrentemente, por causas naturales o iniciados en forma intencional, y se están agravando por el cambio climático. En  cada temporada seca se vuelve más crítica la situación de los bosques nativos. En este caso, fue una tormenta  eléctrica la que originó los focos hace dos semanas, sumado a las altas temperaturas, la sequía, el viento y el material combustible de vegetación acumulado, confluyeron para generar esta catástrofe que hoy afecta a una de las zonas más prístinas de la Patagonia, zona roja, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi

 © nahuelhuapi.gov.ar.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, la superficie estimada afectada por incendios reportados entre el 01/01/2021 y el 02/12/2021 en Río Negro, es de 20.381 ha,  en Chubut, de 16.919 ha y en Neuquén, de 1650. A la fecha, las tres provincias cuentan con focos activos en las localidades de Bariloche y Ñorquincó en Río Negro, Aluminé en Neuquen y Tehuelches y Río Senger en Chubut.  

Los bosques están siendo diezmados por los desmontes y los incendios, ya sea por causas naturales o provocadas, y en esta época, agravados por las sequías que se acentúan por el cambio climático.

Foto  © nahuelhuapi.gov.ar

“Un verdadero ecocidio se desata sin dar tiempo de resiliencia a la región; especies como coihues, cipreses, radales y maitenes, todos arrasados por las llamas. Las multas no son suficientes para desalentar los incendios intencionales. Los gobiernos provinciales y nacional deben poner todos los recursos disponibles, fondos, infraestructura, para controlar el fuego, investigar las causas de tantos focos simultáneos y asegurar su regeneración”, sostuvo Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques de Greenpeace.