¿Alguna vez has tomado una infusión de menta tras una comida copiosa y has notado un alivio de la digestión? Pues esta infusión por sus efectos digestivos se considera una planta medicinal o droga vegetal. Pero la menta es solo una de las plantas medicinales que se conocen hasta ahora, empleadas por la fitoterapia y la industria farmacéutica.

Si quieres saber qué son las plantas medicinales, en este post te cuento más sobre sus características, historia, usos y presentaciones. Además, te propondré ejemplos de plantas medicinales comunes y las fuentes fiables para consultar propiedades y uso de las hierbas medicinales.

Antes de seguir leyendo, recuerda que las plantas medicinales como el resto de productos naturales se tienen que tomar bajo la recomendación de un especialista. Las sustancias naturales pueden tener efectos secundarios y producir toxicidad, por lo que hay que asegurarse de que sean seguras y tomarlas con precaución.

¿Qué son las plantas medicinales?

Las plantas medicinales o hierbas medicinales son especies vegetales que contienen en sus hojas, flores, frutos, raíces, tallos y cortezas, unos compuestos favorables para la salud del ser humano y los animales. Estos compuestos presentes en las diferentes partes de las plantas se llaman principios activos.

Estas sustancias químicas desarrolladas por los vegetales tienen el papel de asegurar la supervivencia de la planta y ayudarla, entre otras cosas, a alejar bacterias y atraer animales para la dispersión de las semillas.

Las propiedades y efectos de algunos principios activos presentes en determinadas plantas resultan beneficiosos también para el ser humano. Gracias a las investigaciones científicas se ha dado nombre a muchos de los compuestos que se encuentran en las plantas y se conocen algunos de sus efectos y beneficios para curar y aliviar enfermedades. Sin embargo, el hombre ha ido empleando las plantas para fines medicinales mucho tiempo antes.

(image)

Las abejas y otros insectos y animales son importantes para la polinización de las plantas medicinales

Una breve historia del uso de las plantas medicinales

Algunas plantas ya eran utilizadas con fines terapéuticos en la prehistoria. Estudios realizados en lugares de entierros y sobre momias que datan más de 60.000 años se han encontrados restos de plantas. En este análisis teórico publicado en el Journal of Ethnopharmacology, por ejemplo, los resultados indican que ya en ese período las plantas se utilizaban para fines terapéuticos.

Los primeros testimonios escritos sobre el uso de vegetales con fines curativos corresponden a unas tabletas de arcilla de Sumeria y a los papiros de Ebers en Egipto. En estos últimos se describen más de 700 plantas y sus usos terapéuticos. En los Vedas de la antigua India se recopila el uso de centenas de plantas medicinales empleadas en la medicina Ayurveda. Otros ejemplos llegan desde China y Grecia donde también se utilizaban las plantas con fines medicinales.

En la Edad Media el conocimiento sobre las propiedades de las plantas medicinales siguió desarrollándose en los monasterios en Europa a partir de las traducciones y estudio de textos clásicos como el De materia medica del médico griego Dioscorides. Hildegard de Bingen, monja alemana, y Avicenna, médico y filósofo musulmán, destacan por su trabajo de investigación y recopilación de uso de las plantas medicinales de ese período.

A partir del siglo XVI aparecen los primeros herbarios ilustrados y empiezan a aparecer nuevas especies de hierbas medicinales como consecuencia de los intercambios comerciales.

A principios del 1800 la química consiguió aislar el primer principio activo, la morfina del Papaver somniferum, y siguieron otros hasta que a mediados del mismo siglo se consiguió sintetizar por primera vez un principio activo vegetal, el ácido salicílico. Este fue solo el primero de muchos principios activos medicinales que la farmacopea ha obtenido de las plantas y estas hoy en día siguen siendo la fuente principal para el descubrimiento de nuevos fármacos.

Uso tradicional de las plantas versus síntesis de principios activos

(image)

El cantueso es una planta tradicionalmente utilizada por sus propiedades curativas y en la preparación de licores

Las plantas medicinales a pesar de ser fuentes de origen natural pueden ser tóxicas y por ello es recomendable solicitar el asesoramiento de expertos antes de utilizarlas.

El Ginkgo biloba, por ejemplo, se considera una droga medicinal muy interesante por su acción vasodilatadora arterial y venotónica. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los frutos de este árbol son tóxicos y para uso terapéutico se utilizan las hojas que también pueden tener efectos secundarios.

Debido a que existen muchas plantas consideradas medicinales de las que no se dispone de estudios que confirmen su efectividad y valoren efectos secundarios, lo ideal es optar por drogas de origen seguro y prescritas por profesionales médicos.

Por otro lado, la tendencia a consumir productos naturales pensando que sean inocuos ha incrementado la difusión de complementos vegetales supuestamente beneficiosos para la salud, pero sin ningún respaldo científico. Por lo que muchas veces el consumidor final puede sentirse engañado o confundido por los mensajes que vienen por un lado y por otro.

Claves para un uso seguro

Ante la duda sobre el uso de hierbas y extractos curativos, siempre es bueno preguntarse sobre:

  • El origen del producto. Si desconocemos la procedencia o se trata de un producto no certificado, mejor desconfiar. Esto vale también para las hierbas que se utilizan para las hierbas para infusiones que compramos a granel. Lo ideal es adquirirla siempre en lugares de confianza en los que nos puedan certificar el origen, la calidad y seguridad de la planta.
  • El principio activo. Cuando compramos productos naturales procedentes de plantas medicinales es importante saber que la concentración de principio activo es clave para que la sustancia surta efectos terapéuticos.
  • Efectos secundarios y contraindicaciones. Tendremos que tomarla siguiendo dosis y tiempos determinados y saber que pueden tener efectos secundarios o ser contraindicadas si se padecen algunas enfermedades o se toman otros medicamentos. Por este motivo, las indicaciones de un terapeuta son tan importantes.

Considerado lo anterior, apostar por productos a base de plantas medicinales estandarizados y es la forma más segura y probablemente la más eficaz de cuidar nuestra salud. Si quieres saber más sobre el asunto, te sugiero este post sobre cómo elegir productos naturales.

(image)

La salvia es una planta con propiedades medicinales ampliamente utilizada en la cocina

Preparaciones a base de hierbas medicinales

Las infusiones son probablemente la forma más común de consumir plantas medicinales para fines terapéuticos.

No obstante, no todas las plantas medicinales se pueden ingerir y no todos los principios activos son solubles en agua, como es el caso del cardo mariano. Además, en algunos casos los aceites esenciales y otras sustancias podrían perderse con la infusión de la hierba en agua caliente.

Por todo lo anterior es recomendable seguir las pautas de un especialista y adquirir en las plantas medicinales y sus extractos en lugares seguros. En el comercio podrás encontrar diferentes preparaciones:

  • Plantas medicinales frescas y secas (enteras, cortadas o en polvo). Se pueden utilizar para infusiones, emplastos, vahos, cocimientos, gárgaras o consumidas crudas en ensaladas, según indicaciones de tu terapeuta.
  • Otros preparados. Los procesos industriales permiten extraer y estandardizar los principios activos y producir varios formatos según la aplicación: tabletas, aceites esenciales, jugos, jarabes, cremas, colirios, etc.

(image)

Tipos de plantas medicinales más comunes

Las plantas medicinales más comunes son probablemente las que se utilizan en la cocina. Desde las hierbas aromáticas como la albahaca, el tomillo, la cayena, hasta las especias como el comino, las semillas de hinojo o el anís, todas presentan propiedades que de alguna forma son beneficiosas para la salud.

El listado de plantas medicinales utilizados en la fitoterapia hoy día es muy extenso y comprende centenas de plantas para uso medicinal. Por lo que aquí solo propongo una clasificación de usos de plantas medicinales según las aplicaciones más comunes:

  • Sistema digestivo.
  • Circulación.
  • Aparato respiratorio.
  • Sistema nervioso.
  • Aparato reproductor.
  • Sistema genitourinario.
  • Piel.

¿Dónde puedo consultar sobre plantas medicinales?

Las hierbas medicinales y los productos que contienen extractos de plantas pueden producir efectos adversos. Por lo que su uso para el alivio de enfermedades debería siempre ser supervisado por un profesional médico.

Si te interesa saber más sobre el uso de las plantas medicinales a fines informativos puedes consultar páginas webs fiables especializadas. También existen muchos libros sobre plantas medicinales.

Desde luego, para el estudio de las plantas medicinales y sus aplicaciones señalo el Manual de fitoterapia y el Vademecum de prescripción de fitoterapia.

Espero que este artículo te haya aclarado un poco más el concepto de planta medicinal y que la información que he compartido te sea útil para investigar más. ¡Te espero en los comentarios para hablar más sobre el tema!

La entrada Todo sobre las plantas medicinales: definición, historia, usos y preparaciones se publicó primero en Notas Naturales.