¿Te apetece tomar una infusión reconfortante y balsámica? Pues, estás de suerte porque hoy quiero proponerte la receta que mejor responde a estas características: la infusión de tomillo. 

A pesar de ser una hierba aromática muy utilizada en la cocina, no todos aprovechan esta planta para las infusiones. Si es la primera vez que la preparas te explico cómo hacerla, ¡verás que es muy sencillo!

¿Cómo se prepara la infusión?

La infusión de tomillo se puede preparar con la planta fresca o seca. Puedes comprar las bolsitas de infusión ya listas o infusionar la planta utilizando un infusor de té. 

En el primer caso, utilizará una bolsita para cada taza de infusión y verterás en agua caliente directamente en la taza.

Si utilizas la planta suelta las dosis son de aproximadamente 2-3 ramitas de tomillo por taza, o una cucharadita por taza si utilizas el tomillo que tienes en casa para cocinar que viene ya seco en hojas. En este caso, puedes seguir los pasos para hacer una infusión de hierbas que te propongo en este artículo.

Ahora ya sabes lo fácil que es preparar esta infusión y en ¡cuando la pruebes te preguntarás por qué no la habías hecho antes¡

La verdad es que el tomillo además de ser una planta aromática con propiedades medicinales también es una hierba muy versátil que se puede aprovechar para cocinar y en infusión se puede combinar fácilmente con otras plantas y frutas. Te propongo algunas mezclas para que experimentes:

  • Tomillo, jengibre, limón y miel.
  • Tomillo y romero.
  • Tomillo y orégano.
  • Tomillo y manzanilla.
  • Infusión  de tomillo eucalipto romero y menta.

¿Para qué sirve la infusión de tomillo?

Las propiedades del tomillo son innumerables. Gracias a sus principios activos nos brinda una ayuda natural para el alivio de molestias estacionales como el resfriado, pero también nos ayuda a mantenernos en forma y prevenir desequilibrios gracias a su poder bactericida y antioxidante. Puedes descubrir más detalles acerca de las propiedades de esta planta aquí.

En la práctica, tomar la infusión es muy recomendable para:

  • Aliviar los síntomas del resfriado, sobre todo ayuda a despejar las vías respiratorias altas. Mejorar la digestión o aliviar molestias relacionadas con las digestiones pesadas: gases, diarreas, etc.
  • Calmar los cólicos menstruales.
  • Relajar los nervios, aprovechando el aroma y las propiedades balsámicas de la infusión.
  • Reconfortarte en los días más fríos.

La infusión de tomillo también se puede utilizar para tomar baños, hacer pediluvios y aclarar el pelo después del lavado. Utilizada de esta forma tiene efecto estimulante sobre la circulación, reduciendo la sensación de frío, aliviando la sensación de pesadez en las piernas y favoreciendo el crecimiento del pelo.

taza con infusión de tomillo y platito con rama de tomillo seco

Contraindicaciones de la infusión de tomillo

El tomillo como cualquier otra sustancia que contiene principios activos tiene ciertos efectos en el organismo. Por este motivo, aunque la infusión de tomillo sea un remedio natural es recomendable tomar ciertas precauciones. 

Las personas con alergias o intolerancia a los principios activos de esta planta tendrán que evitar su consumo. También quien toma medicinales como los anticoagulantes debería tomar el tomillo y los preparados a base de esta planta solo bajo supervisión médica, puesto que los principios activos del tomillo (y de otras plantas) pueden interferir en el efecto de los medicamentos.

En definitiva, el tomillo es mucho más que una hierba aromática y la infusión de tomillo es mucho más que una infusión para el resfriado y la tos. Ahora que sabes cómo prepararla y para qué sirve seguro que la aprovecharás mejor durante todo el año.

¿Quieres compartir tu receta de infusión con tomillo o explicar cómo aprovechas esta planta? ¡Te espero en los comentarios!

La entrada Prepara esta infusión de tomillo y disfruta de sus beneficios se publicó primero en Notas Naturales.