Jengibre, poleo menta, tila son algunas de las plantas medicinales más comunes utilizadas para aliviar o prevenir molestias leves en el día a día, pero existen muchísimas hierbas para infusiones que puedes alternar y mezclar. En este post quiero proponerte 10 de las mejores infusiones herbales, sus propiedades y algunos ejemplos de mezclas para que puedas aprovechar sus beneficios a la vez que disfrutas de un aroma cada vez diferente.

Qué es una infusión

En fitoterapia la infusión es uno de los proceso que permite aprovechar los principios activos de algunas plantas para la salud y el bienestar. Hay que tener que este proceso consiste en infusionar en agua la parte de la planta que contiene los principios activos beneficiosos para extraerlos. Para más detalles sobre qué es y cómo se prepara una infusión, te recomiendo leer este artículo.

Acerca de las infusiones medicinales hay que tener en mente que no todas las plantas liberan sus principios activos en agua. Por este motivo, por ejemplo, no tiene mucho sentido preparar una infusión de semillas de cardo mariano, puesto que sus principios activos son liposolubles, es decir, se disuelven en grasas o aceites.

Las 10 mejores hierbas para infusiones

(image)

Flores de malva ideal para infusiones antitusivas

  1. Manzanilla (Matricaria recutita): la infusión de manzanilla dulce (que no es lo mismo que la manzanilla amarga Anthemis nobilis) tiene propiedades digestivas y calmantes. Es una planta ampliamente difundida en muchas culturas y en dosis normales no presenta toxicidad. Por todo lo anterior y por su sabor agradable es una de las infusiones más utilizadas para facilitar la digestión. La infusión de manzanilla se prepara con 5 g de droga por cada 250 ml de agua.
  2. Cantueso (Lavandula stoechas): es una planta que crece espontánea en la zona mediterránea y su uso popular es ampliamente difundido en España. La infusión de cantueso es digestiva, expectorante y estimula el apetito. En este artículo encuentras más informaciones sobre la planta y cómo preparar una infusión de cantueso.
  3. Melisa (Melissa officinalis): se utiliza tradicionalmente como planta relajante para atenuar el estrés mental. La infusión se prepara con una cucharadita de hoja seca por cada taza de agua. Si quieres saber más sobre esta hierba considerada la planta de las abeja, sigue este enlace.
  4. Hinojo (Foeniculum vulgare): es una planta silvestre que crece en las zonas templadas en todo el mundo, aunque es originaria del sur de Europa. La parte del hinojo utilizada para las infusiones son las semillas, ricas en aceites esenciales con propiedades digestivas y carminativas (reducen la formación de gases durante la digestión). La infusión se prepara con una cucharadita de droga por cada taza de agua.
  5. Regaliz (Glycyrrhiza glabra): se utiliza en la industria alimentaria como endulzante y su infusión además de tener un aroma agradable y un sabor dulce tiene efecto digestivo y protector de la mucosa gástrica, además es expectorante. La droga es constituida por las raíces deshidratadas y desmenuzada. Los principios activos de la regaliz pueden producir aumento de la presión, por lo que es recomendable utilizar extractos de regaliz desglicirrizado o consultar a un médico antes de su consumo si se padece alguna enfermedad. La infusión de regaliz se prepara con 5 g de droga por cada taza de agua.
  6. Anís (Pimpinella anisum): es otra de las hierbas digestivas para infusiones entre las que puedes optar para mejorar la digestión tras una comida abundante. Como otras hierbas para infusiones, gracias a su combinación de aceites esenciales también tiene efecto expectorante y sabor dulce. Por esto se utiliza a menudo en mezclas para infusiones para aliviar los síntomas del resfriado. La infusión se prepara con una cucharadita de semillas por cada taza de agua.
  7. Tomillo (Thymus vulgaris): no solo es una hierba aromática ideal para cocinar, sino que perfecta para infusiones balsámicas que mejoran la digestión y ayudan a despejar las vías respiratorias en caso de resfriados y gripes. Para 250 ml de infusión de tomillo necesitas 5 g de planta seca.
  8. Salvia (Salvia officinalis): como el tomillo, esta hierba aromática mediterránea se utiliza en cocina y también como planta medicinal en infusión. La Agencia Europea del Medicamento indica su uso para el alivio de infecciones de la cavidad oral. popularmente se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia y atenuar los dolores menstruales. Para la infusión de salvia se utiliza una cucharadita de droga (flores y hojas) por cada 250 ml de agua.
  9. Malva (Malva sylvestris): las flores de esta planta son ricos en mucílagos y antioxidantes y la ESCOP recomienda su uso en el tratamiento de la tos seca y afecciones de la garganta, faringe y mucosa gástrica. Para la infusión se utiliza una cucharada de flores secos por cada taza de agua.
  10. Piel de cítricos: es rica en aceites esenciales con efecto antioxidante que además añaden aroma y sabor a tus infusiones. Puedes preparar fácilmente en casa piel de naranjas, mandarinas y limón deshidratada para luego añadirlas a tus recetas e infusiones. De este modo, no solo añadirás color y aroma a tus bebidas sino que podrás endulzarlas sin añadir azúcar u otros edulcorantes. En este otro post te explico cómo preparar piel de cítricos para tus infusiones.

Ejemplos de mezclas de hierbas para infusiones

Estas 10 plantas y otras más podrás adquirirla en un herbolario o tienda de dietética a medida que las necesites. Comprar plantas medicinales a granel en tiendas autorizadas es sinónimo de seguridad gracias al origen certificado y la calidad de la droga. Lo que también es una garantía para tu salud porque podrás preparar infusiones muy aromáticas y disponer de hierbas ricas en principios activos. 

En estos establecimientos, además, el personal posee conocimientos para poder crear mezclas según tu necesidad: desde combinaciones de hierbas para adelgazar hasta hierbas para relajarse o para dormir bien.

(image)

Si prefieres, puedes también comprar hierbas para infusiones sueltas y crear tus mezclas. Aquí te propongo algunos ejemplos:

¿Cómo hacer hierbas para infusiones?

Estas son las mejores hierbas para infusiones que puedes utilizar en el día a día para mejorar la digestión o atenuar molestias leves causadas por resfriado común. Sin embargo, existen muchas otras plantas que puedes experimentar en tus infusiones e incluso cultivarlas en tu jardín o balcón. Eso sí, recuerda que las plantas son drogas que a pesar de ser naturales pueden ser contraindicadas en personas que padecen enfermedades, en niños menores de 12 años o mujeres embarazadas o durante la lactancia. En estos casos lo ideal es tomarlas con precaución, siguiendo las dosis indicadas y bajo la supervisión de un especialista de la salud.

¿Quieres saber cómo preparar infusiones con las plantas aromáticas y medicinales que tienes en tu huerto o en casa? Te explico todos los detalles para cosechar, secar y conservar las hierbas para infusiones de forma segura sin alterar sus propiedades.

¡Descarga gratuitamente mi ebook sobre Secado de plantas aromáticas y medicinales!

La entrada Las 10 mejores hierbas para infusiones y sus propiedades se publicó primero en Notas Naturales.