Probablemente lo habrás observado tú también durante tus paseos en la orilla del mar. Hay plástico por todo lado, de todos los colores y tamaños.

Es algo aterrador y preocupante, pero lo peor de todo es que también hay parte de este plástico que no podemos ver a simple vista, los microplásticos. Estos, no solamente están en los océanos, sino en el suelo, en los ríos y, probablemente, en el agua que bebemos y en los alimentos que consumimos. 

¿Cómo podemos evitar el plástico? Aunque la tarea puede ser más o menos fácil según vivas en el campo o en la ciudad, hay muchas formas de reducir la presencia de este material en nuestras vidas.

Con la ayuda de Elisa, una de las creadoras del proyecto econopeco.com que promueve hábitos para una vida más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, hemos apuntado algunos datos sobre los potenciales peligros del plástico para nuestra salud y la de otras especies animales y vegetales, y reunido algunas acciones que nos pueden ayudar a reducir el uso de plástico en nuestras vidas.

Los plásticos, un riesgo para el planeta

Hoy en día, se puede afirmar que el plástico es el principal material enemigo para nuestro planeta ya que causa innumerables daños en el medio ambiente.

En la actualidad la mayoría de las personas ya conocen y son conscientes del gran impacto negativo que causa el plástico en los mares y océanos. Y es que, como seguramente ya deberás saber, cada año se abocan miles de toneladas de plásticos a nuestras aguas los cuales se estima que tardan de media más de 500 años en degradarse (fuente La Vanguardia).

Según datos oficiales de Greenpeace España, cada año se vierten en el mar 12 millones de toneladas de plástico que con el pasar del tiempo se fragmenta debido a la degradación de estos objetos, produciendo los llamados microplásticos. Estos últimos, causan innumerables daños en la salud del planeta y sus habitantes como la muerte de millones de especies marítimas que los ingieren. 

Los microplásticos, un gran problema también para las plantas y otros ecosistemas

Por suerte, el problema existente en los océanos ya es algo cada vez más conocido por todos y del que poco a poco se está tomando más consciencia colectiva en la sociedad. No obstante, de lo que no se habla tanto es el impacto que tienen los microplásticos en las plantas y otros medios. Artículos recientes ponen a la vista algunos efectos que podrían causar los microplásticos en las plantas y el suelo que seguramente no sabrás.

Según un estudio mencionado en la revista “New Phytologist”, al igual que los animales, las plantas también sufren consecuencias negativas debido a los microplásticos que no solo perjudican a los medios acuáticos sino que también a los terrestres. La revista nos cuenta que se ha detectado la presencia de estas partículas en muchos ecosistemas terrestres y estudios han demostrado que estos microplásticos están afectando no solo a los animales que viven en el suelo, sino también a las propiedades biofísicas y la capacidad de retener agua del suelo mismo. También este otro estudio baraja la posibilidad de que los microplásticos puedan suponer una amenaza para los suelos y, por consiguiente, las plantas. 

 

Según Unenvironment.org, un tercio de todos los residuos plásticos termina en suelos o agua dulce. La mayor parte de este plástico se desintegra en partículas de menos de cinco milímetros, y estas se descomponen aún más hasta llegar a ser nanopartículas (menos de 0.1 micrómetros de tamaño). Esto conlleva un gran problema, y es que estas piezas microscópicas son ingeridas por animales terrestres. Por lo tanto, este hecho perjudica gravemente a la cadena alimenticia de todos los seres vivos del planeta Tierra. 

Cabe decir que, a pesar de los muchos estudios que se están llevando a cabo, todavía no sabemos con absoluta certeza cuáles son las consecuencias reales que pueden tener los microplásticos sobre las plantas y medios terrestres. Los que sí sabemos es que debemos evitar al máximo este riesgo antes de que sea demasiado tarde y poner freno de inmediato al impacto que ya está teniendo en los océanos. Para ello, la única solución es empezar a limitar y eliminar el uso del plástico inspirándose en un estilo de vida zero waste en la medida de lo posible. 

¿Qué puedes hacer para formar parte de este cambio y salvar a nuestro planeta? Puedes empezar, por ejemplo, con pequeñas acciones en tu día a día. Por eso, hoy te enseñamos 10 cambios simples que puedes hacer desde ahora en adelante para empezar a eliminar el plástico de tu vida. 

10 cosas que puedes hacer para evitar el plástico

1. Di no a las botellas de plástico

Las botellas de plástico tardan más de 500 años en degradarse. Para ayudar al medio ambiente utiliza en su lugar botellas de cristal reutilizables. Hoy en día existen millones de versiones y diseños de botellas de cristal ligeras, cómodas y seguras de llevar. Para recargar las botellas solo tienes que rellenarlas con agua del grifo. Si en tu ciudad el agua del grifo no es buena utiliza un filtro para eliminar el sabor y las posibles substancias.

(image)

2. Elimina las bolsas de plástico

Las bolsas de plástico también tienen que empezar a formar parte del pasado. Según estudios las bolsas de plástico representan el 10% de los desechos de la costa. Como alternativa, utiliza bolsas de tela o de otro material reutilizable. En la actualidad existen bolsas de tela plegables que puedes llevar contigo siempre dentro de tu bolsa o mochila para utilizarlas en cualquier ocasión inesperada. 

3. Cambia tu cepillo de dientes

En España se desecha la cantidad de 160 millones de cepillos de dientes al año. Para evitar daños ambientales substituye tu cepillo convencional por uno de madera o bambú ya que son una alternativa mucho más sostenible.

(image)

4. Haz tu propia pasta de dientes o dentífrico

Siguiendo con la higiene dental, te aconsejamos que hagas una rutina 0 waste complementando tu cepillo de dientes ecológico con una pasta de dientes casera. Para ello, solo tienes que verter en un recipiente de cristal reutilizable una mezcla hecha a base de 50% de aceite de coco y 50% de bicarbonato (puedes añadir unas gotitas de aceite esencial de menta para un sabor más agradable). De esta manera no necesitarás desechar un envase de plástico cada vez que se acaba el dentífrico ya que lo podrás reutilizar. 

5. No más pajitas/absorbentes/cañas de plástico

Los datos de Greenpeace indican que en España se tiran al día 13 millones de pajitas. La pajitas o absorbentes son un producto de usar y tirar cuya función es casi innecesaria. Elimínalas directamente de tu vida o sustitúyelas por su versión reutilizable hecha de vidrio, metal o bambú. 

6. Compra a granel

¿Sabías que el 40% de residuos plásticos del mar proviene de los envases? Sí, justamente esos envases que compramos en el supermercado para tener productos de primera necesidad como los alimentos. Para reducir el impacto de los envases te aconsejamos que hagas tu compra en mercados o tiendas donde puedas comprar a granel.

(image)

7. Utiliza jabón, champú y acondicionadores sólidos

Del mismo modo, para evitar los envases de algunos productos cosméticos como el jabón, champú o acondicionador, te aconsejamos que te pases al formato sólido o en pastilla. Comprar estos productos en este formato evita tener que utilizar botes de plástico que contienen el producto líquido en su interior. 

8. Consigue un vasos plegable reutilizable

Llevar contigo siempre un vaso plegable reutilizable te puede salvar de muchas situaciones en las que tengas que utilizar plástico. Por ejemplo, si pides un café para llevar pide que te lo sirvan en tu vaso plegable ya que de esta manera evitas tener que usar un vaso de plástico de un solo uso. 

9. Lleva contigo un kit de cubiertos de madera plegable

Al igual que con el vaso plegable, si eres de los que suele pedir comida para llevar, lleva contigo una manta plegable con cubiertos de madera o acero. Esto evita tener que utilizar cubiertos de plásticos en lugares fuera de casa. 

10. Productos de limpieza

Los productos de limpieza que utilizamos para limpiar la casa también vienen en su mayoría en recipientes de plástico. Para evitar tener que tirar un envase cuando finalices el producto limpiador, te aconsejamos que hagas tus productos de limpieza y los pongas dentro de un envase que puedas reutilizar. Por ejemplo, para hacer un limpiador de muebles multiusos rápido y eficaz solo tienes que rellenar tu envase reutilizable con 50% de agua y 50% de vinagre blanco.

Seguro que si te preocupa tu salud y la salud de la flora y la fauna de nuestro planeta ya estás poniendo en práctica muchas de estas acciones. Te espero en los comentarios si quieres dejar tu opinión o compartir tu experiencia.

La entrada ¿Cómo evitar el plástico? 10 cosas que puedes hacer desde ya se publicó primero en Notas Naturales.