Revelan nuevas solicitudes para exploración sísmica y offshore en el Mar Argentino

Buenos Aires, 18 de noviembre de 2021.- La organización Greenpeace realizó un nuevo pedido de información pública al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, para conocer cuál es el avance de los proyectos offshore en el Mar Argentino.

En su respuesta, el Ministerio confirmó que además del proyecto de Equinor para realizar exploración sísmica frente a las costas de la provincia de Buenos Aires, existen otras 14 solicitudes en curso para realizar exploración sísmica y perforaciones exploratorias en bloques otorgados en la ronda 1 de licitaciones realizada en 2019, bloques adjudicados anteriormente e incluso sobre bloques que quedaron desiertos de esta primera ronda

Mapa del total de concesiones en el norte y en el sur

Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace sostuvo: El Mar Argentino fue loteado en beneficio de las empresas petroleras. Esta información nos confirma que las empresas planean avanzar con estos proyectos, tanto para realizar exploración sísmica como perforaciones exploratorias. Lo que parecía una amenaza potencial se ha materializado en un riesgo real y urgente”. 

Las solicitudes corresponden a 24 bloques: 15 de la Cuenca Argentina Norte, 4 de la Cuenca Austral y 4 de la Cuenca Malvinas Oeste. Esto implica un total de 135.000 km2, es decir una superficie equivalente a la provincia de Santa Fe. Esto incluye a los tres bloques petroleros CAN 100, 108 y 114, donde la empresa de capitales noruegos planea perforar el año que viene en sociedad con Shell e YPF, y que abarcan 24500 Km2, similar a la superficie de la provincia de Tucumán.

Detalle de la zona sur

En relación a los bloques desiertos, la empresa TGS es quien ha presentado solicitud para realizar sísmica. “Dado que esta empresa genera y provee de información geológica a empresas de energía y a gobiernos, esto nos permite suponer que podría haber en el futuro próximo una segunda ronda de licitaciones, sumó la vocera. 

De acuerdo a la organización, estos bloques se solapan con zonas de altísima importancia para la biodiversidad como el Frente del Talud. Es el sitio de alimentación predilecto de especies como el pingüino de Magallanes o mamíferos como la ballena franca Austral y es el corredor biológico más importante del mar argentino.

“Esto sin duda también repercutiría en las comunidades costeras, que dependen del turismo y la pesca. Impactaría negativamente en la fauna icónica que lleva a miles de personas al año a visitar estas ciudades y amenazaría la reproducción de especies comerciales. Un claro ejemplo de esto fue lo ocurrido en el Golfo San Jorge, luego de que se realizará exploración sísmica en 2009. Las ballenas desaparecieron de la zona y lo mismo ocurrió con la merluza, razón por la cual los pescadores artesanales registraron bajas de hasta 70%  en su captura”, agregó Vueso. 

Detalle de la zona norte

Las evaluaciones de impacto ambiental a cargo del Ministerio de Ambiente no contemplan cuál sería impacto si todos estos bloques están en operación en simultáneo, o si se realiza sísmica en paralelo en todos ellos. Sin embargo, esta es una posibilidad real que no ha sido considerada y por tanto no se ha evaluado el grave impacto que esto tendría en mamíferos, poblaciones de peces y los ecosistemas marinos en general.

Durante el mes de Agosto, autoridades de la Secretaría de Energía expresaron a la prensa que el Ministerio de Ambiente tiene trabado el avance de los proyectos offshore que representan inversiones millonarias. Hasta el momento sólo se tenía conocimiento público de 2 solicitudes, realizadas por la empresa noruega Equinor para realizar sísmica en sus bloques de la cuenca Argentina Norte: CAN 100, 108 y 114 y una solicitud de perforación exploratoria en el CAN 100. 

Debido a las declaraciones emanadas desde la Secretaría de Energía, Greenpeace ingresó  un pedido de información pública al Ministerio de Ambiente, en el marco del Acceso a la Información Pública Ambiental de la Ley General de Ambiente 25.831. 

El objetivo de dicho pedido era saber si efectivamente existían otras solicitudes de trabajo (sísmica y/perforación exploratoria) en el Mar Argentino, que hayan ingresado a la Secretaría de Cambio Climático del MAyDS y que estén en proceso de Evaluación de Impacto Ambiental en el marco de la Resolución 3/2019 (además de la que ya fueron presentadas por Equinor).

La respuesta del MAyDS indica, además,  que prácticamente todas las empresas adjudicatarias de bloques de CAN de Ronda 1 han presentado en el año 2020 solicitudes para realizar exploración sísmica. Lo mismo aplica para 6 bloques de las cuencas Austral y Malvinas Oeste.