¿Quieres saber por qué comes más grasa en invierno?

Con las bajas temperaturas muchos notan que comen más grasa, más cantidad, que apetecen incluso alimentos más grasientos y pesados como el chocolate o el queso, pero también podemos sentir que caemos con más frecuencia en todo tipo de vicios como las patatas fritas, la bollería o las pizzas.