¿Qué comemos hoy? Recetas veganas fáciles para renovar tu menú

Te compartimos dos recetas plant based súper originales para que armes un plato principal y un postre de la forma más rápida y fácil. Podés guardarlas como un as bajo la manga para una cena especial o usarlas para renovar tu menú de todos los días. 

Remixá tus pizzas: una versión a base de coliflor 

Vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 450 g. de coliflor 
  • 1 cucharada de semillas de chía y linaza molidas
  • Sal, ajo en polvo y orégano 

Para la preparación se comienza por triturar la coliflor hasta que quede una textura similar al cuscús. Una vez logrado esto, se coloca en una sartén y se agrega un (1) vaso de agua y un poco de sal. Cocinar a fuego lento durante 15 minutos. 

Una vez frío, volcar en el centro de un paño limpio, juntar las esquinas de paño y comenzara presionar para escurrir la mayor cantidad de agua posible. Hay que lograr que quede lo más seca posible.

En un bowl mezclá la coliflor ya seca con las semillas de linaza y chía trituradas. A las semillas previamente hay que remojarlas en medio vaso de agua para que tomen una textura densa y gelatinosa. Añadir una pizca de sal, ½ cucharadita de ajo en polvo y un poco de orégano. Mezclar bien. 

Colocar papel de hornear en una fuente, y verter la masa. Aplastar y dar forma con los dedos, cuidando que no quede muy delgada. 

Llevar al horno precalentado a 200°  durante 30 minutos. Retirar y dar vuelta la masa, colocando primero otro trozo de papel de hornear por encima. Despegar el papel de hornear con cuidado y meter de nuevo al horno durante 10 minutos. 

Pasado este tiempo ya podés poner los toppings que más te gusten y llevar al horno hasta que el queso se derrita y los ingredientes se cocinen (15 minutos aprox.)

Un postre delicioso y fácil de armar: brochetas de fruta 

Para el postre te proponemos hacer algo práctico y colorido. Nuestra sugerencia es siempre elegir frutas de estación y, en lo posible, de producción local. Una opción para el verano puede ser:

  • 12 frutillas 
  • 12 gajos de naranja 
  • 12 trozos de ananá 
  • 12 trozos de melón o similar
  • Hojas de menta 

Para armar solo tenés que alternar la fruta con las hojas de menta. Si sos goloso/a, podés decorar con un poco de chocolate derretido. ¡Y listo! 

Ya tenés una propuesta única para cualquier ocasión porque comer plantas puede ser muy divertido, además de sabroso. ¡Animate a explorar siempre nuevos sabores!