¡Qué bien se cuidan los australianos!

Cuando los australianos se refieren a cereales priorizan la quinoa, los copos de avena y los cereales integrales y destierran las harinas refinadas, la bollería y los típicos cereales azucarados del desayuno.