respeto por la vida de los animales, el impacto sobre el cambio climático o la salud.

Las razones para consumir cada día menos carne y menos productos de cualquier tipo de origen animal son contundentes. Van desde el

Ahora, además, en tiempos del coronavirus, los mataderos se han convertido en focos de propagación del virus, seguramente porque le gustan las cámaras de frío y las condiciones de trabajo en esos lugares.

El foco del matadero Tönnies, en Alemania, donde trbajan más de 8.000 personas, hizo saltar las alarmas. En España, Brasil, Estados Unidos, Canadá y otros países se están produciendo brotes del coronavirus en mataderos continuamente.

Las personas que se definen como veganas se esfuerzan constantemente por evitar los productos de origen animal. Otras muchas están tomando conciencia del problema y tratan de elegir alternativas no animales cuando se presenta la ocasión. Son más o menos veganos pero realizan una contribución importante para disminuir el sufrimiento animal y aumentar la protección del medio ambiente.

1. Falafel en lugar de kebab

Quedas con amigos y les apetece tomar un kebab. No olvides que en los establecimientos que sirven este tipo de comidas también suelen ofrecer falafeles u otras alternativas vegetales como el hummus.Y tal vez no sea mala idea probar la salsa picante en lugar de la de yogur y ajo.

2. Chocolate negro en lugar de con leche

El chocolate con leche, como su nombre indica, contiene una proporción relativamente alta de leche y, por supuesto, no es vegano.

El chocolate negro, en cambio, no contiene leche o su presencia es muy escasa. Por cierto, también hay chocolates sin leche con sello vegano que recurren a leches vegetales como la de arroz.

3. Jeans sin parche de cuero

¿Has apreciado que casi todos los fabricantes de jeans presentan su logotipo en un parche de cuero en la parte posterior de los pantalones? Podrían reemplazar fácilmente la pieza de cuero con papel o algodón o tal vez con «cuero vegano». Fíjate y elige.

4. Menos aditivos

Antes de aprobar un aditivo para su uso en la industria alimentaria debe comprobarse su seguridad en estudios con animales. Siempre es buena idea reducir el consumo de aditivos,que se encuentran sobre todo en los productos ultraprocesados, relacionados con distintos problemas de salud.

Recuerda que en los productos ecológicos se permiten menos aditivos que en los convencionales. Además cocinar con productos frescos y poco manipulados es siempre la mejor opción.

5. El zumo no tiene que ser claro

Los zumos, vinos y cervezas son originalmente turbios, pero la mayoría de nosotros prefiere beberlos claros, transparentes. El proceso de clarificación se realiza a menudo con una gelatina, que se obtiene de los huesos y la piel de los animales. Esta sustancia no se encuentra en el producto final y por tanto no aparece en las etiquetas. Por tanto, elige productos sin clarificar o con un sello vegano.

6. Carne sin carne

¿Todavía piensas en bloques de goma blanquecina sin sabor? ¿Nunca has oído hablar desustitutos de la carnecomo el seitán, Heura, Beyond Meet o tempeh?

Aquellos a quienes les resulta difícil prescindir de la carne definitivamente deberían probar las diferentes alternativasque se pueden encontrar actualmente.

De vez en cuando, una hamburguesa vegana, una salchicha a la parrilla o un filete hechos de proteína vegetal en lugar de sus homólogos cárnicos, ofrecen una variedad deliciosa y protege el clima, el medio ambiente y la vida animal.

​Y valora darle otra oportunidad al tofu: bien preparado es una delicia.

7. Gominolas de frutas sin huesos de animales

Las gominolas de frutas convencionales casi siempre contienen gelatina, hecha de piel y huesos de animales.

Si deseas comer menos productos animales en el futuro y estás dispuesto a mirar más de cerca los ingredientes, puedes encontrar numerosas variantes vegetales que suelen estar hechas con gelatinas como el agar-agar que se obtiene de una alga.

8. Panadería ecológica en lugar de panadería convencional

La mayoría de las cadenas de panaderías usan masas preparadas congelados que solo tienen que cocer en el horno. Muchas de estas contienen mucho más que trigo: pueden incluir leche en polvo, miel y decenas de aditivos.

Las panaderías artesanales y ecológicas, por otro lado, hornean según las recetas tradicionales sin ingredientes de origen animal. Si tienes suerte y todavía tiene una panadería «de verdad» a la vuelta de la esquina, no pases de largo. De esta manera no sólo apoyas la panadería artesana, sino que también comes un pan rico, sano y vegano.

En caso de duda, solo hace falta preguntar por la lista completa de ingredientes del pan.

9. Leche de avena en lugar de leche de vaca

O leche de soja, de espelta, de arroz, de almendras… Hay muy buenas alternativas a la leche de vaca disponibles en todas partes ahora. ¡Simplemente prueba cuál sabe mejor en tu café, muesli o postre!