Incendios en Córdoba: Greenpeace reclama ley de delitos forestales

Sobrevuelo realizado por Greenpeace en 2020

La organización ambientalista manifestó su preocupación por los incendios forestales en el norte de la provincia de Córdoba y volvió a advertir que es necesaria una ley que penalice la destrucción de bosques nativos.

“Las multas no son suficientes para desalentar incendios intencionales y los desmontes ilegales y, a su vez, los responsables rara vez son obligados a reforestar. Destruir bosques es un crimen y debe ser penalizado” explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Greenpeace reclamó a los gobiernos nacional y provincial que pongan todos sus esfuerzos en apagar lo antes posible los incendios que ya arrasaron con más de 16.000 hectáreas de bosques nativos en entre las localidades de Caminiaga y San Pedro; y produjeron el fallecimiento de 2 personas.

Los incendios forestales son una situación que se repite todos los años, y que se agrava por el cambio climático. Los bosques se encuentran cada vez más amenazados por las quemas provocadas por fenómenos naturales y la actividad humana, ya sea por negligencia o de manera intencional para desarrollo agropecuario e inmobiliario.

“Es necesario que se catalogue como delito penal al incendio intencional y al desmonte; y se obligue a los responsables a la restauración. Por otra parte, los gobiernos deben establecer políticas, leyes y acuerdos más fuertes y ambiciosos en defensa de los bosques y sus históricos habitantes. Ante la actual crisis climática, sanitaria y de biodiversidad es urgente avanzar hacia un plan de Deforestación Cero”, afirmó Giardini.