Greenpeace advierte que la presión pesquera en aguas internacionales casi se triplicó en los últimos 5 años

Ocurre al límite de la zona económica exclusiva argentina 

Barco potero en el Agujero Azul. Foto: Esteban Garcia Medina / Greenpeace

Buenos Aires, 5 de julio de 2022. La organización ambientalista Greenpeace realizó un análisis, con los datos obtenidos mediante la herramienta Global Fishing Watch, de las horas de pesca por parte de flotas internacionales en los últimos 5 años en el Agujero Azul, una zona rica en biodiversidad del Mar Argentino que se encuentra en aguas internacionales,  en el límite de la ZEE argentina, pero cuyo fondo marino es de jurisdicción nacional. 

Leé el análisis completo “Agujero Azul: una zona clave del Mar Argentino asediada por las flotas pesqueras internacionales”

Flotas de barcos pesqueros en el Agujero Azul- marzo 2022- Foto:  Martin Brogger / Greenpeace

En lo que va del año, las horas de esfuerzo pesquero aparente para los barcos poteros (que pescan exclusivamente calamar) son 354.367, un número que casi triplica lo visto hace 5 años (130.789) y para los buques que realizan arrastre de fondo se calcularon 120.302 horas, algo que también es más del doble lo observado en el año 2017 (58.408). 

El Agujero Azul, es una zona que se encuentra a unas 200 millas de la costa, fuera de la zona económica exclusiva argentina, en aguas internacionales, pero donde Argentina tiene jurisdicción exclusiva sobre el fondo marino, por la extensión de la plataforma continental que le fue concedida a nuestro país por la organización de Naciones Unidas en 2016.

La Cámara de Diputados de la Nación le dará tratamiento al proyecto de ley de Área Marina Protegida Bentónica Agujero Azul. “Este proyecto de ley es muy importante, dado que busca proteger este ecosistema fundamental, el principal corredor biológico del Mar Argentino. La ley no sólo le pondría un freno a las flotas pesqueras de arrastre que arrasan el fondo marino, sino que también contribuiría en la conservación de la estructura ecológica oceánica y a la mitigación del cambio climático, siendo que el Agujero Azul está ubicado sobre el Talud Continental del Mar Argentino, uno de los principales frentes oceánicos del mundo”, sostuvo Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace.

Leé también “Por qué la pesca destructiva se siente atraída por el Mar Argentino. Y cómo evitarlo”

Concentración de flotas pesqueras en el Agujero Azul

Desde la organización sostienen que el proyecto de ley busca proteger el lecho y subsuelo marino más allá de las 200 millas. “ Por otra parte, el mes próximo, en las Naciones Unidas, se le dará tratamiento a Tratado Global de los Océanos, el cual  permitiría también proteger la columna de agua del Agujero Azul,  y de esa manera conservar a los ecosistemas que lo conforman y  la fauna que lo habita y transita. Esto es definitivamente necesario de cara a la vulneración que sufren los océanos por parte de la humanidad”,  agregó Vueso.

“Ciudad” iluminada de barcos pequeros en el Mar Argentino © Martin Katz / Greenpeace

Más información: 

El Agujero Azul, es una zona que se encuentra a unas 200 millas de la costa, fuera de la zona económica exclusiva argentina, en aguas internacionales, pero donde Argentina tiene jurisdicción exclusiva sobre el fondo marino, por la extensión de la plataforma continental que le fue concedida a nuestro país por la organización de Naciones Unidas en 2016. 

El Agujero Azul es una zona de altísima importancia para la biodiversidad, durante el verano y el otoño conforma parte de la ruta migratoria de especies de alto interés comercial como el calamar y la merluza, entre otras. Además, es uno de los sitios de alimentación favoritos de especies icónicas de nuestro mar, como ballenas, lobos y elefantes marinos. También proporciona sustento a aves marinas como petreles y albatros.

Sumate a nuestra campaña para proteger al Mar Argentino de las amenazas de las industrias pesquera y petrolera