Dormir bien es más importante que comer sano

Dormir bien aporta tranquilidad y equilibrio al organismo, así como la energía necesaria para afrontar un nuevo día con sus retos y es que es en esas horas que estamos dormidos cuando las células y los tejidos se reconstruyen y regeneran.