Día Mundial de los Humedales, ecosistemas guardianes del agua y la vida

Hoy, 2 de febrero, es el Día Mundial de los Humedales. Es decir, que tenemos la oportunidad perfecta para conocerlos más en profundidad considerando que son ecosistemas vitales para el equilibrio ambiental y la conservación de la biodiversidad.

En nuestro país, se estima que aproximadamente 21% del territorio está cubierto por humedales pero los datos son imprecisos porque es tan compleja la situación que no se sabe con exactitud cuántos hay, su extensión ni su estado de conservación y destrucción. Menos aún contamos con un marco legal que los proteja.

¿Qué son los humedales y cuál es su situación mundial?

La presencia del agua es la característica fundacional de los humedales, que puede provenir del mar, de los ríos, las lluvias y/o de napas subterráneas, entre otros. En definitiva, se trata de lugares que están húmedos de forma permanente o temporal

Es decir, las características físicas, vegetales, animales y sus interacciones están definidas por el agua. Por eso, por ejemplo, la flora y la fauna que vive en los humedales están adaptadas a las condiciones de inundación o de alternancia de los períodos de anegamiento y sequía.

Uno de los humedales más grandes de Sudamérica, hogar de más de 300 especies de aves.

El Gran Chaco es el segundo ecosistema forestal de América del Sur, después del Amazonas.

Nenúfares en los humedales del Pantanal en Brasil.

Acaso porque el agua es vida, 40% de todas las especies los eligen como su hábitat o sitio de reproducción

Otro dato curioso es que no todo humedal es natural, también existen algunos construidos por personas. Algunos ejemplos de los diferentes tipos que existen son: estuarios, salares, turberas, llanuras de inundación, ríos y lagos, áreas costeras como marismas, albuferas, humedales altoandinos como bofedales y vegas, lagos, ríos, pantanos, salares, embalses y muchos otros.

En total ocupan 6% de la superficie del planeta, según datos de Naciones Unidas. 

La mala noticia es que no están fuera de peligro. Al contrario, están expuestos al avance de la urbanización, la agricultura intensiva y el cambio climático, entre otros factores, que han hecho que en el último siglo desaparecieran 64% de los humedales del mundo (35% sólo en los últimos 50 años).

Más de 500 organizaciones, entre ellas Greenpeace Argentina, de todo el país realizaron una movilización nacional en defensa de los humedales y en reclamo de una ley que los proteja. El epicentro es la ciudad de Rosario, afectada casi permanentemente por el humo de los incendios de humedales, con una marcha masiva y el corte del puente que conecta Rosario con la ciudad de Victoria, Entre Ríos.

Esto significa que cada hectárea que se pierde, afecta de manera directa a estas criaturas que dependen de los humedales para prosperar. Además de alterar un ciclo que garantiza el agua potable y la vida tal como la conocemos.

¿Cómo contribuyen los humedales al bienestar humano?

Los humedales contribuyen de modo decisivo al bienestar humano al desempeñar funciones de las cuales se derivan múltiples beneficios:

1. Defensa contra el cambio climático

Son importantes sumideros de carbono, es decir, naturalmente absorben y ayudan a reducir el CO2 de la atmósfera. Además, ayudan a amortiguar los efectos de las tormentas y las inundaciones, situaciones que son cada vez más comunes en el marco del cambio climático.

2. Hábitats y refugio

Son muchas las especies de flora y fauna silvestres que necesitan de los humedales para existir, puesto que son los hábitats que les proporcionan alimentación, refugio, zonas de reproducción y anidación, además de ser sitios de descanso para múltiples especies migratorias.

3. Amortiguación de las inundaciones

Actúan como esponjas, absorbiendo el agua de la lluvia o de la subida de las mareas, reduciendo así, la velocidad y el volumen de las aguas que corren hacia ríos, por lo que también protegen a las comunidades aledañas de posibles desastres naturales como huracanes y maremotos.

4. Fuentes de agua

Almacenan y disponibilizan agua para el consumo humano y todo tipo de biodiversidad. Además, colaboran con la recarga de los acuíferos, cuando según las condiciones del terreno, filtran agua a través de las capas de la tierra.

5. Estabilización de las costas

Humedales costeros actúan como la primera línea de defensa, absorbiendo la potencia de las olas, disminuyendo su impacto. Por otro lado, las raíces de la vegetación existente, aseguran los sedimentos y ayudan a retener los nutrientes.

6. Limpian las aguas

Muchas plantas de humedales son capaces de eliminar sustancias tóxicas que provienen de plaguicidas, derrames industriales o actividades mineras.

7. Turismo y educación ambiental

Por todas las características enunciadas, son lugares muy visitados y reconocidos para el turismo y la recreación. Son una especie de aula viva, donde se pueden reconocer diversos procesos naturales, además de avistar numerosas especies de flora y fauna.

Esperamos que con toda esta información puedas sentir un poco más cercana la maravilla que son los humedales y lo importantes que son para todos los seres que habitamos este planeta.



Unite a Greenpeace

Se parte de la organización que cuida el planeta.


Conocé tus opciones

Sigamos trabajando juntos por la preservación y regeneración de la naturaleza ✊🍃

Greenpeace Argentina