¿Cómo se mezclan las infusiones?

Comprar infusiones a granel puede garantizarnos una bebida de calidad superior con respecto a las infusiones en bolsitas porque, a veces, para elaborar estas últimas se utilizan hierbas de calidad inferior o el polvo de hojas y flores que tienen menor aroma y sabor. Otra forma de disfrutar de infusiones de calidad consiste en preparar tus propias mezclas. Además, de este modo puedes personalizar el sabor y adaptar la infusión a tus necesidades. Pero, ¿cómo mezclar infusiones? En este post te cuento qué criterios seguir a la hora de preparar tus infusiones herbales y cuál es la cantidad de hierbas ideal para una infusión.

¿Cómo mezclar hierbas para infusiones?

Antes de responder a esta cuestión quiero hacer una premisa.

Hace unas semanas en el buzón de correo de NotasNaturales he recibido un correo en el que me preguntaban “¿a la hora de combinar unas hierbas para una buena infusión las plantas se mezclan en partes iguales?”. Bien, esta es una de las primeras inquietudes que tuve cuando empecé a interesarme por el mundo de la fitoterapia y de las plantas medicinales. Como comentaba en respuesta a ese correo, la respuesta puede ser sí y no. 

Ahora bien, a continuación intentaré dar una respuesta a la pregunta que muchos nos hacemos sobre cómo mezclar hierbas para infusiones. 

Por lo general, cuando hacemos una infusión sin fines terapéuticos (quiero decir que no es un tratamiento de tres o más días), sino para saborear algo calentito, para el desayuno o para terminar una comida o una cena, podemos tranquilamente mezclar las hierbas en partes iguales. En este caso, también puedes añadir un poco más de una hierba que te guste especialmente para destacar el aroma o hacer pruebas usando la hoja fresca o seca hasta encontrar la mezcla que más te agrade.

Por ejemplo, si te apetece tomar algo antes de acostarte puedes añadir cáscara de cítricos y hojas de melisa a tu manzanilla. Para evitar que el sabor a limón prevalezca sobre las otras plantas de la mezcla, pondrás una cantidad menor de limón.

Cuando se trata de infusiones para tratar o aliviar molestias y problemas de salud, en cambio, tanto el tipo como las dosis de las plantas son muy importantes. En este caso, también es oportuno que sea un profesional de la salud que te indique dosis y tiempos del tratamiento con hierbas.

En ambos casos, lo más recomendable es utilizar plantas que conocemos y que acostumbramos a tomar. Esto ayuda a evitar reacciones si tenemos alergia a alguna planta y efectos indeseados por las posibles interacciones de las hierbas entre sí o con medicamentos convencionales. Pues, hay que recordar que las plantas medicinales son naturales pero esto no quiere decir que sean inocuas. 

En resumen, las infusiones de hierbas caseras las podemos realizar mezclando las plantas en partes iguales o al gusto. Las plantas medicinales en infusión para el tratamiento y alivio de determinados problemas deben prepararse siguiendo dosis y combinaciones que varían según el trastorno y las características de la personas (edad, sexo, condiciones de salud, etc.).

A este punto, probablemente, te estarás preguntando qué plantas puedes utilizar para tus preparaciones caseras y cómo combinarlas. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Cómo combinar hierbas para infusiones?

En nuestras cocinas podemos encontrar muchos ingredientes para nuestras mezclas de infusiones: especias, frutas frescas o deshidratadas, aromáticas de uso común… Pero, ¿cómo las podemos combinar?

Aunque podemos utilizar nuestra creatividad, lo ideal es seguir una estructura cuando hacemos una combinación de hierbas para infusiones.

Para proporcionar equilibrio y variedad de sabores a tus infusiones te sugiero seleccionar las planta para tus mezclas teniendo en cuenta sus características. En cada infusión intenta incluir una hierba de cada una de las siguientes categorías:

  1. Planta base: toda infusión debe tener una planta que hace de base para la estructura de tu mezcla. Pueden cubrir esta función plantas como la ortiga, la manzanilla, las hojas de diente de león, el rooibos, la hierba limón, etc.
  2. Planta estrella: son hierbas con sabores y aromas muy fuertes que definen el carácter de la infusión y hacen de unión entre todos los sabores de la mezcla. Se emplean plantas como regaliz, tomillo, romero, boldo o valeriana.
  3. Notas destacadas: se añaden para dar un toque único a la mezcla o adaptarla según la estación y exigencias. Pueden ser notas:
    • florales, que puedes escoger en base al gusto o las propiedades. Algunos ejemplos: lavanda, elicriso, caléndula, manzanilla, pétalos de rosa, hibisco, etc.
    • afrutadas: podemos añadir las frutas que más nos gusten utilizando un deshidratador de alimentos casero. Algunos ejemplos: manzana, piña, fresa y arándano.
    • refrescantes: funcionan muy bien las pieles de cítricos, la melisa, la menta o la hierba luisa.
    • reconfortantes: se utilizan sobre todo las especias como el clavo, la canela, el cardamomo, la pimienta negra y también raíces como el jengibre.

¿Cuántas infusiones se pueden mezclar?

Te sugiero empezar mezclando 2 o 3 plantas como mucho. Cuando empieces a familiarizarte con los sabores de cada una y los resultados de las mezclas podrás añadir más hierbas.

Siguiendo la estructura que te he propuesto te resultará más fácil crear tus propias mezclas y adaptarlas en base a la estación y exigencias o inventarte algo con lo que tienes en casa.

Independientemente de tus gustos, recuerda siempre utilizar plantas con propiedades similares y evitar mezclas con plantas con efectos opuestos. Por ejemplo, no es conveniente mezclar té verde con valeriana, puesto que la primera es una planta que contiene cafeína y que estimula el sistema nervioso, mientras que la segunda es relajante y favorece el sueño.

Cuando encuentres una mezcla que te gusta, puedes preparar en cantidad y ponerla en frascos de cristal, etiquetarlos y guardarlos en un sitio donde no le llegue el sol directo. Y si cultivas y cosechas tus propias hierbas el proceso de mezclar infusiones será aún más gratificante y el resultado mucho más sabroso.

¡Descarga mi e-book si te interesa saber cómo secar y conservar plantas medicinales y aromáticas!

La entrada ¿Cómo se mezclan las infusiones? se publicó primero en Notas Naturales.