La salsa de pesto es una receta tradicional de la gastronomía de Liguria, región italiana famosa por el comercio de especias en el pasado. La versión más clásica del pesto contiene ingredientes ricos en vitaminas, antioxidantes, sales minerales y proteínas, que lo hacen un aliño nutritivo y completo para tus platos.

Si has leído mi post sobre las propiedades y beneficios de la albahaca, ya sabrás por qué esta hierba se considera la reina de las aromáticas y conocerás las ventajas de utilizarla en tus recetas. Por eso, hoy quiero dejarte mi receta de salsa pesto, una preparación muy simple, sabrosa y perfecta para tus menús de verano.

Salsa de pesto: ingredientes para 2 personas

  • 2 ramilletes de albahaca fresca (20-30 gr de hojas aproximadamente)
  • 1 cucharada de piñones
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de sal (opcional)
  • 25 gr de queso parmesano rallado

La salsa se puede preparar con el clásico mortero o con una batidora eléctrica con vaso si no tienes mucho tiempo.

(image)

Lavar bien las hojas de albahaca y retirar el exceso de agua

Preparación

  1. Lava las hojas de albahaca y retira el exceso de agua con papel toalla o utilizando una centrífugadora para la ensalada.
  2. Separa las hojas de las ramas y colócalas en el recipiente de la batidora (o en el mortero).
  3. Añade los piñones, el diente de ajo sin piel y 4 cucharadas de aceite de oliva virgen, el parmesano y una pizca de sal (opcional).
  4. Tritura hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados y obtengas una salsa de color verde intenso-
  5. Sigue batiendo y añade poco a poco otras 4 cucharadas de aceite hasta obtener una consistencia suave y cremosa.

5 variantes de salsa de pesto

La receta de la salsa de pesto es conocida a nivel internacional y por esto en los años a la receta clásica se han añadido nuevas variantes. ¡Hay para todos los gustos!

Si quieres probar un pesto diferentes, aquí tienes algunas sugerencias:

  1. El pesto clásico sin el parmesano es ideal para las personas que no aman los lácteos o no pueden tomarlos. Simplemente elimina este ingrediente y añade un poco más de piñones a la receta.
  2. Para los amantes del picante, recomiendo añadir pimienta de Cayena (al gusto) en la receta de salsa de pesto.
  3. Si en casa no tienes piñones, puedes sustituir este ingrediente por nueces, almendras, anacardos o pistachos.
  4. Otra variante de salsa de pesto consiste en añadir salsa de tomate. En este caso, mejor añadir este ingrediente a la hora de aliñar tu plato.
  5. Si quieres, también puedes sustituir el ingrediente principal, la albahaca, y utilizar perejil o rúcula en tu salsa de pesto.
(image)

Bien tapada en la nevera la salsa de pesto se mantiene durante 3-4 días

¿Cómo se conserva la salsa de pesto?

Recuerda que si no vas a utilizar la salsa de inmediato, puedes guardarla en un bote de cristal, cubierta con más aceite de oliva virgen, bien tapada en la nevera. El pesto se mantendrá fresco durante 3-4 días.

La salsa de pesto es un aliño perfecto para el verano. La albahaca es una planta aromática típica de esta estación y es en esta estación que podrás disfrutar de todas sus propiedades.

Para disponer de pesto durante el resto del año, puedes preparar en grandes cantidades y congelarlo. Una vez obtenida la salsa de pesto, puedes colocarla en las cubeteras de hielo y cuando los cubitos de pesto estén congelados los puedes guardar en bolsas para congelados. Así podrás disponer de mini dosis de pesto para preparar una pasta rápida o añadir un toque especial a tus recetas todo el año.

Ideas para utilizar la salsa de pesto

El pesto es una salsa que se utiliza en muchas recetas de la gastronomía mediterránea. combina perfectamente con la pasta y puede dar un sabor irresistible a muchos platos a base de verduras, pescado y carne.

Si te gusta el pesto, te recomiendo probarlo con:

  • Pasta rellena tipo tortellini o ravioli.
  • En la pizza, simplemente pesto.
  • En los canapés, tostadas o crackers para añadir un toque aromático.
  • En la vinagreta para aliñar ensaladas.
  • Añádelo en tus recetas de tartas saladas.
  • Una cucharadita de pesto en una pechuga de pavo a la plancha.
  • Para acompañar quesos frescos tipo “burrata”.
  • Para aliñar pescado a la plancha.
  • Para aderezar verduras de todo tipo, crudas o al horno.
  • Con los espaguetis de calabacín es una verdadera delicia (image)

(image)

Consejos útiles para una mejor preparación y uso de la salsa de pesto

  • Si no utilizas toda la salsa, la puedes guardar bien tapada en la nevera durante 3-4 días.
  • Para que la salsa de pesto mantenga un color verde intenso y no se oxide, asegúrate de secar bien las hojas antes de triturarlas, la presencia del agua hace que la salsa se haga de un color más oscuro.
  • Utilizar ingrediente de buena calidad te garantizará un mejor resultado en términos de sabor y propiedades nutricionales.
  • Recuerda que la salsa de pesto contiene ingredientes saludables para el organismo, pero a la vez muy calóricos. Por lo que es recomendable utilizarlo en pequeñas dosis, añadiendo un poco de agua para diluirlo al momento de añadirlo en tus platos.

¿Conoces la historia de la salsa de pesto?

El pesto, como te comentaba al principio de este post, es una receta tradicional de la gastronomía genovesa. El nombre de la salsa viene del verbo “pestare” que significa batir, golpear. Esta es la acción que se realiza al utilizar el mortero, herramienta de cocina indispensable para la preparación de una salsa de pesto casera según la tradición.

Parece que la receta ya se utilizara en el siglo XII, como aliño ideal para mejorar la conservación de los alimentos cocidos.

Espero disfrutes de esta receta de salsa de pesto y de sus variantes. Ahora cuéntame, ¿Cuál es tu receta favorita con salsa de pesto?

La entrada Salsa de pesto: una receta fácil, nutritiva y saludable se publicó primero en Notas Naturales.