¿Qué son los sabores leves?

Hay otra sensación que en la cocina vital llamamos «sabor leve»; es la de lo espeso, que casi no tiene sabor y cuya neutralidad le permite fundirse con todo, manteniendo la textura de densidad y suavidad. Los alimentos que aportan «sabor leve» son pura medicina y perfectos para la creación de texturas y consistencias espesas.

  • El kuzu es un almidón extraído de raíces volcánicas, molidas, lavadas y secadas al aire. Se usa mucho en la cocina macrobiótica para equilibrar la salud intestinal y en terapias desintoxicantes de adicción a sustancias tóxicas. Es un espesante fácil de usar, que crea una textura de consistencia variable según la cantidad usada y la receta.
  • El musgo irlandés es un espesante popular para cocinar tartas crudiveganas. Aporta una consistencia esponjosa muy particular.
  • El agar-agar es un alga; otra alternativa vegetal y vital para espesar creando texturas con transparencia y consistencia. Es la base para hacer «gelatinas» saludables, y espesar salsas, sopas y cre- mas. Ideal para cremas pasteleras. Alcaliniza y depura el organismo.
  • El psyllium husk es una parte de la semilla del plantago utilizada para elaborar remedios naturales. El psyllium absorbe agua y forma una masa voluminosa. Es excelente para combatir el estreñimiento e ideal como espesante de cremas o pasteles.