Los germinados son los brotes que se obtienen de las semillas. Como los que obteníamos de las lentejas y los frijoles en el aula de ciencias cuando éramos pequeños. En ámbito alimentario se han puesto muy de moda en los últimos años por sus propiedades nutritivas y también porque contribuyen a mejorar la presentación de los platos. Otro punto a favor de los germinados es que son muy fáciles de preparar, ¿ya lo has intentado?

Propiedades de los germinados

En las semillas se concentra la energía necesaria para el desarrollo de una planta. Cuando encuentra el ambiente ideal, estos nutrientes son los que permiten la germinación. En esta fase del desarrollo se activan los enzimas contenidos en las semillas y tendremos a disposición un alimento rico en:

  • Aminoácidos
  • Vitaminas
  • Sales minerales
  • Proteínas
  • Fibra
  • Clorofila

Las propiedades de los germinados varían según la semilla, pero en general contienen nutrientes esenciales que favorecen la digestión y las funciones depurativas del organismo, ayudan a mantener y recuperar la salud, combatir la fatiga y reducir el estrés. Además, son muy indicados para mejorar la flora intestinal.

Recetas con germinados, algunas ideas

Puedes utilizar los germinados en una gran variedad de platos y en cualquier momento del día:

  • En el desayuno, tanto si tomas batidos como si prefieres comer la clásica tostada, puedes añadir un puñado de germinados y empezar el día con más vitalidad. Puedes preparar un batido con plátano, leche de almendra y germinado de fenogreco, o unos crackers raw con tomate, aceite, queso fresco y germinados de berro.
  • A la hora del almuerzo, los germinados combinan con cualquier tipo de plato: pasta, arroz, carne, pescado, verduras asadas, ensaladas. Elige los más adecuados para dar un toque especial a tus platos. Los germinados de Rúcula, Ajo, Cebolla, Brócoli, Mostaza y Rábano tienen un sabor muy característico y ligeramente picante muy indicado para acompañar carnes y pescados al horno. Añade los germinados a tus platos, justo antes de servir su textura y propiedades queden intactas.
  • Para la cena, una sopa de calabaza con germinados de albahaca o un gazpacho con germinado de cebolla, añadirán sabor y color a tus platos.

(image)

Solo se trata de experimentar con los germinados de diferentes semillas y probarlos en distintas recetas para encontrar las combinaciones que más te gusten.

Curiosidad: los brotes de Fenogreco hacen que nuestro sudor tenga un olor más suave y dulce. En fitoterapia, esta planta se utiliza para bajar la fiebre, por eso puede producir un aumento de la transpiración corporal.

¡Atrévete a prepararlos! Solo necesitarás germinador de semillas (image) (también puedes utilizar un frasco de cristal limpio y unas gasas para tapar) y tu variedad de semillas favorita. 

Consejos para una correcta preparación y consumo

Preparar los germinados en casa es más fácil de lo que se pueda pensar. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar las semillas: tienen que ser semillas específicas para este tipo de uso. Otras semillas, por ejemplo las que se utilizan para cultivo, son tratadas con conservantes y otras sustancias para mantenerse intactas durante largo períodos y no son aptas para el consumo. Para preparar mis germinados en casa, he comprado un mix de semillas Kimuak, una empresa del País Vasco que he conocido este año en Biocultura Barcelona.

El envase contiene una gran variedad de semillas: Zanahoria, Fenogreco, Mostaza, Cebolla, Puerro, Ajo, Rabanito Rosa, Rabanito Daikon, Brócoli, Berros, Alfalfa, Rúcula, y más. Pero también puedes elegir una sola variedad si te gusta más su sabor o quieres utilizar los germinados en determinados platos.

(image)

¡Ojo con la higiene en la cocina!

Otro aspecto para tener en cuenta a la hora de preparar los germinados es la higiene. No solo es muy importante utilizar semillas adecuadas para este uso, porque más seguras, sino que hay que utilizar agua potable y trabajar en superficies limpias.

Cómo bien explica este artículo, las condiciones necesarias para el desarrollo de los brotes son: la presencia de humedad, el oxígeno y temperaturas templadas. Las mismas condiciones son ideales también para las bacterias, por eso hay elaborar nuestros germinados con mucho cuidado. Si estás embarazada, tendrás que seguir las mismas precauciones que se recomiendan para el consumo de frutas y verduras crudas, o comer los brotes solo cocinados.

La preparación de germinados te permite tener un alimento muy nutritivo siempre al alcance y resulta una actividad muy educativa e interesante para los niños.

Espero disfrutes de su sabor fresco este verano y si tienes dudas, preguntas o quieres compartir tu experiencia, te espero en los comentarios.

(image)

La entrada Germinados: propiedades e ideas para utilizarlos en la cocina se publicó primero en Notas Naturales.