Son más de 100.000 Lechus (así es como Míriam Fabà llama a su comunidad) los que visitan a esta chef en sus distintos canales para descubrir las recetas saludables y fáciles que les propone. Y es que ser vegetariano y/o vegano, no tiene por qué ser aburrido. Pero, no solo eso, además también imparte cursos de cocina. ¿Quieres conocer un poco más a esta apasionada de la cocina? ¡Sigue leyendo!

–Muchos te conocen como «la chef vegana», pero ¿quién era Míriam antes de identificarse con esta filosofía de vida?
–Antes de formarme en cocina vegana y crudivegana era estudiante de oposiciones penitenciarias. Me licencié en Criminología y como hobby decidí iniciar Veganeando.com. Siempre he sido una aficionada a la cocina y cuando descubrí el mundo 100% vegetal, quise adentrarse en él, sin esperar todo lo que ha supuesto después.

–¿Recuerdas el momento en el que decidiste dejar de consumir alimentos de origen animal?
–Perfectamente, hace casi 13 años, cuando me empecé a preguntar de dónde venía todo lo que estaba comiendo. Al descubrir la crueldad de la carne, decidí dejarla a un lado y buscar alternativas.

–¿Cómo reaccionó tu entorno? ¿Alguien más comparte estos hábitos?
–Al principio les sorprendió y se preocuparon ya que, por entonces, no había tanta información como ahora, pero a día de hoy son muchas las personas de mi entorno que se han sumado al cambio, y las que no han dado el paso definitivo, consumen muchos menos animales que antes.

–Tenemos una cultura gastronómica muy importante y vualquier celebración la acompañamos de suculentos platos. ¿Cuáles son las claves para sobrevivir a estos momentos?
–Un punto clave es llevar comida para una misma y para que puedan probar el resto ya que, en general, siempre queremos del plato de la otra persona y más cuando es tan diferente.

Esto lo aprendí a base de quedarme con hambre, ahora siempre llevo ración doble.

–En alguno de esos momentos, ¿te han hecho comentarios inapropiados? ¿Cómo has respondido?
–Afortunadamente me rodeo de personas que me respetan, me comprenden e, incluso, comparten los mismos valores que yo. Pero en caso de comentarios desagradables mi estrategia es respirar, sonreír, agradecer la pregunta y responder educadamente, si veo a la persona dispuesta a tener una conversación adulta o, si lo que tiene es ganas de molestar, le digo que prefiero no entrar en eso.

–¿Sigue siendo un reto ser vegana en nuestra sociedad?
–Actuar diferente en general ya es un reto, más si hablamos de alimentación 100% vegetal en una sociedad todavía demasiado carnívora.
Aunque lo cierto es que el auge es obvio y, para mí ya es imparable.

–¿Qué opinas sobre la adaptación del mundo de la restauración a las necesidades de las personas vegetarianas, veganas…?
–Me parece maravilloso. Hoy en día hay mucha variedad donde elegir. Además, gran parte de los restaurantes convencionales está añadiendo opciones vegetales a sus menús y, si no las tienen, sin problema adaptan varios platos (aunque no compongan un menú equilibrado, eso ya es otro tema).

–¿Siempre tuviste claro que querías ser chef?
–Para nada, lo que tenía claro cuando empecé con Veganeando era que quería acercar el veganismo a la población general, llegar a personas que jamás se imaginaron disfrutando con un plato vegano y, al mismo tiempo, aportar frescura y novedad a las personas ya veganas.

Todo esto lo he conseguido gracias a mi formación como chef, entre otras.

–¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?
–La variedad de tareas que desempeño. Al dedicarme a mi propio proyecto, principalmente digital pero también presencial, me encargo de acciones muy distintas a lo largo de mi jornada laboral. Por ejemplo, puedo empezar el día respondiendo e-mails, después crear recetas nuevas, hacerles fotos, transcribirlas… También puedo preparar un vídeo para publicar en YouTube, escribir la Lechunews, impartir clase online, un taller presencial… Y mientras todo esto sucede, voy subiendo stories a Instagram y Facebook.

–Ser influencer está de moda y tú estás considerada una de ellas, en tu caso en el ámbito del veganismo. ¿Estás de acuerdo con esta etiqueta? ¿Cómo lo llevas?
–Hace tiempo que dejé de preocuparme por cómo me identifica la gente pero entiendo que, al tener presencia en redes sociales e influenciar en las decisiones de los demás, se me haya adjudicado esta etiqueta. Aun así, mi trabajo va mucho más allá.

–¿Consideras que tiene más ventajas o desventajas?
–No veo que afecte positiva ni negativamente, depende de la importancia que le de cada persona. Igual que unas me llaman YouTuber, por subir videos a YouTube, otras que me llaman creadora de contenido por desarrollar recetas para otras marcas… Para mí son palabras que definen una parte de mi día a día.

–¿Algún consejo nutricional para nuestros lectores?
–Sin duda alguna, el mejor consejo que les puedo dar es que acudan a un/a dietista-nutricionista, tanto si quieren dar el paso hacia una alimentación 100% vegetal (busca una/o con formación actualizada), como si quieren seguir comiendo animales, ya que en general se come muy mal y nos va la salud en ello.

–Ya para acabar, y antes de pedirte que nos respondas nuestro mini-test, ¿con qué sueña Míriam Fabà a nivel profesional?
–Pues estoy a pocos meses de hacer realidad uno de los primeros sueños que tuve al crear Veganeando: ¡sacar un libro de Cocina Vegana Caprichosa!

Pasamos el minitest a… Miriam Fabà

  • Plato favorito: Spaghetti de arroz con boloñesa de lentejas (receta en mi ebook gratis).
  • Plato socorrido (el que te salva la hora de la comida cuando no tienes tiempo de cocinar): Una sopa completa, tipo la de miso.
  • 3 alimentos indispensables en tu dieta: Tofu, verduras frescas y aguacate nacional.
  • Tu irresistible tentación: El chocolate negro +85%.
  • Lo primero que tomas por la mañana: Un vaso de agua.
  • Lo último que tomas por la noche: Una infusión digestiva o relajante.
  • Restaurante preferido: Restaurant ALIVE, en Barcelona.