¿Qué tal lleváis todo este tiempo con los peques en casa? La verdad es que estar con los niños encerrados entre cuatro paredes mucho tiempo puede resultar estresante, tanto para ellos como para nosotros. Pero con un poco de imaginación y planificación lo podemos convertir en una oportunidad para pasar más tiempo juntos, conocernos mejor y aprender mucho.

Lo ideal es combinar el juego libre con actividades para hacer juntos como pintar, realizar todo tipo de manualidades, bailar, disfrazarnos, representar una obra de teatro, leer, hacer cosas en casa o, por ejemplo, cocinar.

Dulces sin harina para hacer con niños

Al ayudarnos en la cocina, los peques pueden aprender sobre los alimentos, de dónde vienen, jugar con las texturas, mejorar la psicomotricidad, aprender sobre los sabores… Y no hay nada mejor que preparar postres y dulces con ellos. Versiones saludables, claro.

Como algunos días últimamente se ha agotado la harina en las tiendas, preparar postres caseros puede parecer un reto imposible, pero podemos hacer deliciosos dulces sin harina. Podemos elaborar todo tipo de natillas, cremas, helados, mousse… podemos incluso hacer postres en el horno y usar copos de avena, frutos secos triturados, cereales para el desayuno, legumbres…

Aquí os presento 3 recetas fáciles, entretenidas y saludables que han merecido el aprobado de mis hijos. Y si no tenéis hijos, no pasa nada. Las podéis disfrutar igualmente.