5 causas por las que salen las hemorroides

Existen diferentes motivos por los que aumenta la presión de las venas que rodean el ano, pero hay 5 principales causas por las que salen hemorroides: el embarazo, la obesidad, el estreñimiento, la genética y el sedentarismo. Conocerlas nos permite prevenir esta molesta e incómoda afección que afectará a más del 50 por ciento de la población mundial en algún momento de su vida [1].

Algunos de los motivos de su aparición no dependen únicamente de nosotros y es entonces cuando solo nos queda paliar sus síntomas. Para ello, el medicamento tópico sin receta Proctolog Pomada, cuyo titular es el laboratorio farmacéutico Desma, es uno de tus aliados. Sus activos, trimebutina y ruscogenina, te aportarán el alivio que buscas gracias a su acción antiinflamatoria y anestésica.

Middle-aged man with hemorrhoids

Sin embargo, algunas causas por las que salen hemorroides sí podemos combatirlas para luchar contra esta afección antes de que aparezca. El principal motivo para sufrir una enfermedad hemorroidal es tener una dieta pobre en fibra, una ingesta de líquidos muy baja o pasar mucho tiempo sentado en el inodoro. Pero existen más causas.

Estreñimiento crónico

Una dieta en la que no se incluya suficiente fibra y la ingesta de líquidos recomendada favorece el estreñimiento, el cual provoca un aumento en la presión de las venas del recto y el ano al contribuir al esfuerzo durante la defecación.

Embarazo

Durante este periodo, el aumento del tamaño del útero ejerce una mayor presión en las venas, lo que puede ser una de las causas por las que salen hemorroides.

La obesidad

Un peso corporal excesivo incrementa el riesgo de desarrollarlas. Esto se debe a que el sobrepeso y la obesidad aumentan la presión sobre las venas en la región anal y rectal, lo que a su vez puede ocasionar hinchazón y dolor en estas áreas. También la acumulación de grasa alrededor del abdomen y la pelvis ejerce una presión adicional sobre las venas, lo que contribuye a la dilatación de éstas. Mantener un peso corporal saludable a través de una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico puede ayudar a reducir este riesgo y prevenir la aparición de hemorroides.

Sedentarismo

Al permanecer largas horas sentado se ejerce una presión adicional en las venas del rectales y anales, lo que podría desembocar en la hinchazón y el dolor característicos de las hemorroides. Además, la falta de actividad física y el sedentarismo contribuyen al desarrollo de estreñimiento, un factor de riesgo para desarrollarlas. Para prevenir estas afecciones, es fundamental incorporar actividad física regular y realizar pausas activas si se trabaja en una posición sedentaria.

Predisposición genética            

La predisposición genética juega un papel importante en la susceptibilidad de una persona a padecer hemorroides. Si tienes antecedentes familiares, es posible que tengas una mayor probabilidad de desarrollar esta afección en algún momento de tu vida. La genética puede influir en varios aspectos relacionados con ellas: la estructura y fortaleza de las venas y vasos sanguíneos y la tendencia a desarrollar estreñimiento.

Las hemorroides son una enfermedad que depende de múltiples factores y que tiene una incidencia elevada. Además de las principales causas que hemos detallado, existen unos factores de riesgo que nos ayudan a entender mejor por qué aparecen en determinados momentos de nuestra vida:

  • Edad: conforme pasan los años, aumenta la posibilidad de desarrollar hemorroides. Esto se debe a que, a medida que envejecemos, los tejidos en la zona anal y rectal tienden a debilitarse, lo que hace que las venas sean más propensas a inflamarse.
  • Dieta pobre en fibra: no incluir suficientes frutas o verduras en la dieta aumenta significativamente el riesgo de padecerlas porque tenemos más posibilidades de sufrir estreñimiento.
  • Actividad física extenuante: los esfuerzos constantes y excesivos, como levantar objetos pesados o hacer fuerza al defecar, incrementan la presión en las venas del recto y el ano. Esta presión sostenida puede debilitar las paredes venosas y aumentar el riesgo de desarrollar hemorroides con el tiempo.
  • Tabaco, alcohol y café: también son factores de riesgo para desarrollar dolencias hemorroidales. El consumo excesivo de tabaco, alcohol y café puede contribuir al desarrollo de hemorroides debido a su efecto negativo en la circulación sanguínea y la irritación del tracto gastrointestinal. Estos hábitos pueden agravar los síntomas y aumentar la probabilidad de sufrirlas.

Como hemos visto, las hemorroides pueden ser el resultado de múltiples factores, desde la predisposición genética hasta las consecuencias del envejecimiento y el estilo de vida sedentario. Para aliviar los síntomas y prevenir su aparición, es fundamental mantener una dieta rica en fibra, mantenerse activo físicamente y, en caso de necesidad, considerar el uso de medicamentos como Proctolog Pomada, cuyo titular es el laboratorio Desma, que pueden proporcionar un alivio eficaz y mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta condición. Consultar a un profesional de la salud es recomendable para recibir orientación y un tratamiento adecuado. ¡Tu salud es lo primero!

REFERENCIAS

  1. Sun Z, Migaly J. Review of Haemorrhoid Disease: Presentation and Management». Clinics in Colon and Rectal Surgery 2016;29(1):22-29.

ES-2023-11-PROC-04

Este post es autoría de Ecocosas puedes ver la entrada original en 5 causas por las que salen las hemorroides